Foto: AP
General Motors ha anunciado su más grande reestructuración en una década, planeando cerrar cinco plantas el próximo año y cortar el 15 % de su fuerza laboral. La compañía también planea detener la producción de varios modelos, incluyendo el Chevrolet cruze, el Cadillac CT6, y la Buick LaCrosse

GM dijo que detendrá la producción  de las plantas en Warren, Ohio; Detroit; White Marsh; Warren, Michigan, y Oshawa, Ontario en 2019.

La compañía planea mover más de sus recursos hacia lo eléctrico y los vehículos autónomos.

“Las acciones que estamos tomando hoy continúan nuestra transformación para ser altamente ágiles, resilientes y rentables, mientras damos la flexibilidad de invertir en el futuro”, declaró la presidenta de GM, Mary Barrera.

 

“Nosotros reconocemos la necesidad de estar al frente de las condiciones cambiantes del mercado y las preferencias del cliente para posicionar a nuestra compañía en un gran éxito”.

La mas grande productora de automóviles en Estados Unidos está buscando recortar de su fuerza laboral de 18 mil trabajadores.

El mes pasado ofreció  la adquisición de 50 mil empleados en Norte América. La compañía también planea el corte del 25 % de sus ejecutivos para agilizar la toma de decisiones.

GM, ha visto ventas suaves de diversas líneas, incluyendo sus pickups, dijo que espera absorber 3.8 billones de dólares con los recortes.

Recientemente, las acciones ahorrarán 6 billones de dólares para finales del 2020.

Con información de Fortune y Usa Today