Jorge Zermeño, alcalde de Torreón / Foto: Sandra Gómez
En Torreón hay una baja sensible en delitos como robo a persona, robo a casa habitación, robo con violencia y robo de vehículos, aunque sí ha aumentado un poco lo que son los homicidios, reconoció el alcalde Jorge Zermeño Infante

Torreón, Coahuila. -  La operación de la Guardia Nacional en Torreón será de prevención y vigilancia, respetando la autonomía de la Policía Municipal, dijo el alcalde Jorge Zermeño Infante, quien participó en la reunión interestatal en materia de seguridad celebrada aquí con la presencia de los gobernadores de Coahuila y de Durango.

Comentó que la prevención del delito corresponde al cuerpo policiaco municipal, pero a la Guardia Nacional le tocará sumarse al esfuerzo de todas las corporaciones, realizando también funciones de investigación y de inteligencia.

Insistió en que la seguridad pública en Torreón anda bien, según se desprende de la revisión que ayer se hizo de las ciudades de la Comarca Lagunera, tanto de Coahuila como de Durango.

Afortunadamente en Torreón hay una baja sensible en delitos como robo a persona, robo a casa habitación, robo con violencia, robo de vehículos, aunque sí ha aumentado un poco lo que son los homicidios, agregó.

Manifestó que los homicidios que se han registrado en las últimas semanas se deben a cuestiones personales, rencillas y algunos presuntamente tienen relación con el crimen organizado, que son los menos.

Sin embargo, en materia de seguridad pública, reconoció que se está trabajando con los objetivos que se han trazado desde el Mando Especial en La Laguna y se han dejado atrás los años difíciles que se vivieron por la presencia de grupos criminales que asolaron la región.

Explicó que con la incorporación de la Guardia Nacional, el Mando Especial de La Laguna continuará coordinando las tareas de seguridad, en colaboración de las policías estatales, la municipal y el Ejército Mexicano.

A su vez, la Policía Metropolitana, que depende directamente del mando militar y la cual está integrada por elementos de las corporaciones estatales de Coahuila y Durango, continuará operando de manera normal como lo ha venido haciendo más de 100 efectivos.