Especial
Las tomas clandestinas se localizaron porque se observó que a 50 metros de la carpeta asfáltica había tierra removida y se percibía un olor a hidrocarburo

Como parte de los trabajos coordinados que se realizan para prevenir el robo de hidrocarburo en el estado de Coahuila, elementos de la Guardia Nacional, en hechos diferentes, localizaron dos tomas clandestinas y aseguraron un tractocamión con dos mil litros de diésel.
 
Las tomas clandestinas se localizaron en coordinación con personal de Pemex en la carretera Saltillo-Torreón, municipio de General Cepeda, donde observaron que a 50  metros  de  la  carpeta  asfáltica había tierra removida y se percibía un olor a hidrocarburo; al aproximarse se percataron que había dos válvulas conectadas a dos poliductos, por lo que ambas tomas fueron inhabilitadas por personal de Pemex
 
Por otra parte, a la altura del kilómetro 172+200 de la carretera Saltillo-Monclova, municipio de Castaños, guardias nacionales tuvieron contacto con un tractocamión acoplado a un semirremolque que estaba estacionado sobre el acotamiento.
 
Cuando los guardias nacionales se aproximaron a la unidad para preguntar al conductor y a su acompañante si necesitaban algún tipo de apoyo, percibieron un fuerte olor a hidrocarburo que era transportado en dos bidones con capacidad de mil litros cada uno.
 
El conductor y su acompañante no pudieron acreditar la legal procedencia del combustible, por lo que les fue leída la Cartilla de Derechos que Asisten a las Personas en Detención y junto con la unidad fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República, con sede en  Monclova.
 
Es así como la Guardia Nacional refuerza su compromiso de cumplir con las tareas encomendadas en estricto apego al estado de derecho y con pleno respeto a los derechos humanos.