Foto: Especial
Desde septiembre, vecinos de Ecatepec temían que una banda dedicada a la trata de personas estuviera detrás de las misteriosas y recientes desapariciones de tres jóvenes madres y una bebé, en Jardines de Morelos. Hace dos días se dio la detención de un hombre y una mujer, quienes habrían asesinado a al menos 10 mujeres, cuyos restos trasladaban en una carriola

Ecatepec, Estado de México/Ciudad de México.– La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) halló ocho cubetas de plástico de 20 litros con restos humanos, cubiertos con cemento, durante el cateo que realizó a dos inmuebles ubicados en la colonia Jardines de Morelos de Ecatepec, misma colonia donde operaba Juan Carlos “N” y Patricia “N”, investigadas por su probable participación en al menos 10 feminicidios.

“Como resultado de los cateos fueron localizadas ocho cubetas de plástico de 20 litros cada una, en cuyo interior fueron encontrados restos humanos cubiertos con cemento. De igual manera, en un refrigerador fueron ubicados más restos congelados, envueltos en bolsas plásticas”, informó la dependencia en un comunicado.

Asimismo, detalló que las diligencias se realizaron la noche del viernes 5 de octubre con la participación de peritos, Policías de Investigación y Ministerios Públicos, quienes trasladaron los restos humanos a las instalaciones de la Coordinación General de Servicios Periciales para llevar a cabo los análisis correspondientes en materia de genética, química, odontología y antropología, entre otros, con los cuales se buscara determinar si corresponden a hombres o mujeres, a cuántas personas, y posteriormente su identificación.

Foto: Especial

Dichos cateos se realizaron luego de la detención de la pareja en el municipio de Ecatepec, la cual transportaba en una carriola restos humanos, motivo por el cual fueron detenidos y puestos a disposición del Ministerio Público.

Mientras que Juan Carlos “N” confesó a las autoridades ministeriales que mató a 20 mujeres y que vendía los huesos de sus víctimas, en una audiencia realizada este domingo, de acuerdo con información publicada por El Universal.

Desde una de las salas de los Juzgados de Control y Juicios Orales del penal “Sergio García Ramírez” de Ecatepec, el magistrado Eduardo Jiménez, consideró que Juan Carlos “N” y Patricia “N” representan un riesgo para la sociedad, por lo que determinó que permanezcan en prisión preventiva.

Según El Universal, los exámenes psiquiátricos que practicó la Fiscalía de la entidad a la pareja arrojó que el hombre presenta un trastorno mental de tipo psicótico y un trastorno de personalidad, en tanto, la mujer cuenta con retraso mental de nacimiento y un delirio inducido adquirido. Sin embargo, ambos pueden distinguir entre el bien y el mal.

PAREJA VIVÍA EN EL MISMO PREDIO QUE MUJER DESAPARECIDA

La pareja de feminicidas seriales rentaba, en Ecatepec, un departamento en el mismo predio donde vivía Arlet Samantha, la primera mujer reportada como desaparecida en Jardines de Morelos.

Arlet Samantha Olguín Hernandez salió de su casa el 25 de abril. Iba a recoger a su hijo al kínder y nunca regresó. Los feminicidas conocían a la joven madre de tres pequeños, quienes hoy están al cuidado de su abuela.

Los vecinos desconocen dónde asesinaban a las víctimas, entre ellas Evelyn y Nancy, que desaparecieron también en esa colonia. Se presume que Arlet fue sustraída por los criminales. La madre de la joven espera las pruebas de ADN para saber corroborar que es una de las víctimas.

Foto: Especial

Después de que se localizaran restos de mujeres desaparecidas en un domicilio de Ecatepec, Estado de México, autoridades informaron ayer sobre la detención de un hombre y una mujer, quienes habrían asesinado a al menos 10 mujeres y que trasladaba sus restos en una carriola.

Luego de una serie de investigaciones derivadas de las desapariciones de tres jóvenes madres solteras en la colonia Jardines de Morelos, autoridades dieron con un domicilio en calle Playa de la Cuesta, donde vieron a quienes fueron identificados como Juan Carlos ‘‘N’’ y Patricia ‘‘N’’.

‘‘Ambos son investigados por su participación en al menos 10 feminicidios. Las investigaciones parten del reporte de la desaparición de 3 mujeres en el municipio de Ecatepec en los meses de julio, abril y septiembre del presente año’’, señaló el Fiscal del Estado de México. 

‘‘Las tres mujeres con reporte de desaparición habrían tenido algún tipo de relación con esta pareja. Ello nos llevó a la ubicación de un domicilio en el que se puso la vigilancia correspondiente’’, indicó. 

En el domicilio que ubicaron, los agentes se dieron cuenta que los ahora detenidos llevaban una carriola, y al revisarla notaron que trasladaban restos humanos de mujeres descuartizadas.

Una vez detenidos, los implicados afirmaron que trasladaban los restos a un predio cercano, el cual fue cateado. En la zona se encontraron más partes de cuerpos, al parecer pertenecientes a más mujeres desaparecidas.

Asimismo, dijeron que en al menos dos predios más depositaron restos, los cuales ya son registrados por autoridades para su identificación.

También añadieron que estas personas, quienes son pareja, entregaron al hijo de una de las asesinadas a cambio de una cantidad de dinero a otras dos personas que ya son investigadas; la menor ya se encuentra con su familia.

Una vez en el Ministerio Público, el hombre aseguró que participó en al menos 10 feminicidios en la misma zona, por lo cual permanecerán en custodia en espera de que las investigaciones terminen y su situación legal sea definida.

En septiembre, este diario reportó que vecinos de Ecatepec temían que una banda dedicada a la trata de personas estuviera detrás de las misteriosas y recientes desapariciones de tres jóvenes madres y una bebé, en Jardines de Morelos.

El primer caso ocurrió el pasado 25 de abril, cuando Arlet Samantha Olguín Hernández, de 23 años, desapareció mientras se dirigía por su hijo al kínder.

María Guadalupe, la madre de Arlet, comenzó la búsqueda y dio a conocer que aunque las autoridades tenían la geolocalización del teléfono de su hija, no hicieron nada para buscarla.

El 26 de julio, a muy temprana hora, Evelyn Rojas Matus, madre de dos niños y separada, dejó a su ex esposo cuidando a los menores, mientras ella salió rumbo a la sección Playas, de la colonia ya mencionada, a buscar a una señora que vendía ropa americana. De la joven no se supo más.

La tercera desaparición es la de Nancy Noemí Huitrón Solorio, de 28 años de edad, quien salió de su casa, acompañada de Valentina, su bebé, de tan sólo dos meses de nacida, el pasado 6 de septiembre, rumbo a una junta.