Foto: Especial
El organismo empresarial recordó que México solo invierte 5.8 por ciento del PIB en el sector, nivel que es inferior al promedio de los otros países miembros (nueve por ciento)

Ciudad de México. Ante el riesgo de que el actual sistema de salud en México sea insuficiente para atender la demanda de los servicios médicos, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) llamó a transformarlo para que sea viable en el futuro.

El organismo cúpula recordó que de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) México solo invierte 5.8 por ciento del PIB en el sector, nivel que es inferior al promedio de los otros países miembros (nueve por ciento).

Destacó que del total de los recursos, tres cuartas partes de la inversión total es pública y de esta sólo la mitad llega a la población.

Ante la falta de inversión, sumada a las transiciones demográficas y epidemiológicas, la Comisión de Salud del CCE alertó que “sin cambios a la realidad actual, el sistema de salud será insuficiente para atender la demanda de servicios médicos en el futuro”.

Foto: Especial

Comentó que si bien la “vida y salubridad han aumentado sustancialmente en las últimas décadas, aún existen retos importantes para la población mexicana”, como la prevalencia de las enfermedades no transmisibles y cuyos tratamientos han elevado su costo.

Agregó que el gasto de bolsillo es del doble, lo que gastan las personas, debido a las deficiencias en la optimización de infraestructura y recursos humanos para la atención de necesidades de salud; la falta de estandarización de buenas prácticas y coordinación de los servicios médicos; así como una disponibilidad insuficiente de recursos físicos (camas y equipo) y humanos (médicos y enfermeras).

Ante dicha situación, el CCE propuso cinco puntos para transformar el sistema de salud del país. Consideró que es necesario fortalecer las políticas públicas enfocadas a la prevención, así como incrementar las intervenciones de carácter preventivo en la atención de la salud, con énfasis en la promoción de conductas saludables y la detección temprana de enfermedades.

Destacó que es necesario contar con modelos innovadores en la atención médica y que sean de calidad, así como con tratamientos efectivos.

Enfatizó que es preciso optimizar el uso de recursos destinados a la salud y garantizar transparencia en su asignación y su ejercicio, así como mejorar la estructura y la funcionalidad de la protección social en salud.