Foto: Vanguardia/Omar Saucedo
Francisco Segovia, ejidatario de esta localidad, dijo que los habitantes desconocían de dicha construcción. Fue hasta hace tres semanas cuando el dueño del Cimari se acercó a ellos para ofrecerles comprar 100 hectáreas a cambio de 5 millones de pesos

La nueva “estación temporal” del Cimari en Ramos Arizpe se encuentra ubicada a 500 metros del pozo de agua que abastece a la comunidad Mesón del Norte, denunciaron sus habitantes. 

Francisco Segovia, ejidatario de esta localidad, dijo que los habitantes desconocían de dicha construcción. Fue hasta hace tres semanas cuando el dueño del Cimari se acercó a ellos para ofrecerles comprar 100 hectáreas a cambio de 5 millones de pesos.

“Le pregunté que si el confinamiento era suyo, y me dijo que sí. Nos comentó que ahí nomás recicla y que todo lo que es tóxico se lo lleva al Cimari. Entonces le pregunté ‘¿quiere las 100 hectáreas para tirar también los desechos?’ y le dije ‘no, mi amigo, no le vendemos nada’”, relató Segovia.

 

Sin embargo, el terreno donde ahora está la estación fue vendido a un corredor de bienes raíces llamado Fernando Aspe, quien lo adquirió hace 15 años a un precio de 60 mil pesos, alegando que se construirían tiendas de conveniencia.

Don Francisco expresó que tras la reunión, el pueblo entero vive con la incertidumbre y el temor de que tanto ellos, como sus parcelas y ganado, se vean afectados por el centro de transferencia cuando este comience a operar ya que temen que los residuos que ahí se manejen, se filtren al agua del pozo que ellos utilizan para su propio consumo y para el de los animales que crían.

“¿Usted cree que no va a haber filtración?, dice que tiene unas pilas y estoy de acuerdo, dice que le puso un hule muy potente que no pasa por debajo del concreto pero el día que llueve, no se imagina el agua que baja y a donde va a venir a dar, aquí y luego va a ir a dar a nuestras parcelas y nos va a perjudicar y nos va a contaminar el agua para dar a nuestros animales y de ahí comemos, dijo el ejidatario en entrevista.

El representante de los habitantes cuestionó que el Ayuntamiento de Ramos Arizpe no les avisara de esta construcción, por lo que analizan tomar medidas legales para frenar su instalación.