Foto: Vanguardia/ Archivo
El ex basquetbolista se encuentra internado en grave estado y sus órganos no responden, luego de la fiesta sexual en la que ingirió un cóctel de drogas, viagra y alcohol que casi termina con su vida

Rob Kardashian, el hermano menor de Kim y Khloé, está dispuesto a donar uno de sus riñones para salvar la vida de su cuñado.

Aunque por el momento no se ha sometido a las pruebas médicas para determinar si es un donante apto, el Daily Mail asegura que el joven ya ha tomado la decisión.

"Rob hará cualquier cosa que esté a su alcance para ayudar a que Lamar se recupere. Aunque eso signifique donarle un riñón. Rob tiene un corazón muy grande y está dispuesto a ayudar a su amigo", publicó el periódico estadounidense.

Sin embargo, los médicos no han confirmado que efectivamente el ex alero de Los Ángeles Lakers necesite un trasplante. Aunque sí se conoció la noticia de que en total ya ha sufrido 12 derrames cerebrales y no se sabe aún si Odom podrá volver a hablar o caminar.

Durante la última semana, el hombre de 28 años ha sido fundamental para la recuperación de su cuñado e incluso ha trascendido que el ex campeón de la NBA está utilizando un par de medias diseñadas por Rob, de la marca Arthur George.

Los calcetines tienen impresas las palabras "Gran" y "Papi" en cada uno.

El menor de los Kardashian tuvo siempre una gran relación con el basquetbolista, incluso después de que la relación entre él y su hermana terminase.

Sin embargo, no es el núcleo familiar el único centro de donación abierta para Odom. Varios seguidores se han manifestado por Twitter y se ofrecieron como donantes informando su tipo de sangre. Por otro lado, algunos usuarios también se mostraron como voluntarios, pero a cambio de dinero. Algunos llegaron a pedir hasta 45.000 dólares.

Lo cierto es que el ex basquetbolista sigue internado en el hospital de Los Ángeles luego de haber sido encontrado inconsciente el 13 de octubre en un burdel de Las Vegas tras una fiesta sexual.