Colaborativo. El resultado de este proyecto es la suma del trabajo en equipo de la dupla Apolat junto a artesanos de diversas partes del país. / Cortesía y Mayra Franco
El proyecto interpretativo de las culturas mexicanas que Fabienne Burgoa realizó hace meses inauguró la muestra donde reúne el trabajo hecho en cada sede

México es un país muy diverso. Desde las ricas, fértiles y coloridas tierras del sur hasta las agrestes y áridas regiones del norte, cada zona ofrece una variedad cultural diferente en el mosaico mexicano y el proyecto “Apolatl” interpreta este mosaico mestizo a través de las obras textiles y las puestas en escena de Fabienne Guilbert Burgoa.

La artista franco-mexicana recorrió durante casi tres meses diez lugares de la República Mexicana, interactuando con los artistas y artesanos locales y estableciendo con ellos y las tradiciones de cada punto un mestizaje artístico, unificado bajo una sola estética.

Los productos de este esfuerzo son los que ahora podemos ver en la exposición itinerante homónima, inaugurada el pasado miércoles 1 de agosto en el Museo del Sarape, primera parada a nivel nacional.

“Es la primera vez que inauguramos la exposición “Apolatl”, expresó Claire Lavat, directora de la Alianza Francesa de Saltillo, “va a dar una gira en las ciudades en las que trabajó Fabienne a lo largo de su residencia”.

Hija de padre francés y madre mexicana y nacida en Yucatán —donde vivió sus primeros años— Fabienne desarrolló “Apolatl” con el apoyo de la Federación de Alianzas Francesas de México, en dúo con el artista sonoro Hugo Mir-Valette, y la colaboración de decenas de personas en cada lugar al que llegaron.

La dinámica de trabajo durante las residencias artísticas vio a este par de creadores franceses estrechar lazos con diversas comunidades mexicanas en Chiapas, Estado de Mexico, Yucatán, San Luis Potosí, Querétaro, Veracruz, Oaxaca, Ciudad de México y Coahuila, aprender de sus culturas y tradiciones y darle forma de manera conjunta a una puesta en escena que rindiera homenaje a uno o varios aspectos de dichas tradiciones, con vestuario adecuado a cada ocasión y ambientados musicalmente por Mir-Valette.

En Saltillo en particular el intercambio sucedió con alumnos de la Escuela de Artes Plásticas Prof. Rubén Herrera (EAP), el Museo del Sarape, la artista textil Laila Castillo y la costurera María Negrete, quienes llevaron a cabo una obra inspirada en los motivos desérticos que nos rodean, la prenda misma del sarape y las herencias indígenas de la zona, tanto tlaxcaltecas como nómadas. 

“Yo creo que esta es una ocasión muy privilegiada, porque pocas veces tenemos la oportunidad de ver una exposición con un talante internacional y colaborativo, además, en donde se retomen las tradiciones ancestrales, se trabaje con artesanos locales y artistas contemporáneos y también con estudiantes de arte”, comentó la directora de la EAP, la dra. Ana Isabel Pérez-Gavilán.

“En cada lugar debía haber previo contacto para poder hacer un enlace significativo y poder crear algo que se vinculara con las tradiciones locales, eso es lo que vamos a ver”, añadió, “veremos el resultado, a través de estas piezas. Hay mucho trabajo atrás, hay mucho cariño y muchas experiencias y creo que en estas obras podemos probar un poco de lo que es México a través de la visión de Fabienne”.

Son estas piezas artísticas de “utilería” las que se exhibirán en los 10 puntos donde se llevaron a cabo estas residencias, de la mano con las respectivas Alianzas Francesas de cada lugar, organismo que luego llevará también esta exposición a Francia, con el afán de darle difusión a la cultura mexicana, bajo la perspectiva de todos estos artistas involucrados, en el extranjero.

La muestra estará disponible en el Museo del Sarape hasta el 20 de agosto, fecha en la que luego será expuesta en la galería de la EAP, donde permanecerá otro mes más, pues, de acuerdo su directora, fue visión de Fabienne verla en este lugar.

> El dúo Apolatl, compuesto por Fabienne y Hugo cuenta con un sitio web donde muestran los progresos que aún continúan haciendo en este proyecto.
> Recorrieron las ciudades de Torreón, Saltillo, San Luis Potosí, Querétaro, Yucatán, Toluca, Xalapa, Ciudad de México, San Cristobal de las Casas y Oaxaca.
> Apolatl tiene una raíz etimológica en el náhuatl y puede significar diversas cosas, como consciencia líquida, difusión, compartir energía.