Foto: Christopher Vanegas
Luis Raúl Torres esperaba afuera de la casa a la madre de sus hijos, y al verla llegar con otro hombre lo cegaron los celos

La mala fortuna cayó sobre un conductor de Uber, quien al pensar que se iba a ganar unos pesos fue a dejar una carrera a la colonia Colinas del Sur, en donde fue confundido por la ex pareja de su pasaje y fue agredido a golpes con un tubo.

Hasta el carro que manejaba fue víctima de los celos infundados del agresivo joven, que además le negó las hijas a su pareja. Todo comenzó cuando una joven terminó su turno en el Galaxy Bowl, por lo que pidió un servicio de Uber para llegar a su casa, en el cruce de la Calle 3 y Privada 3; así que quien tomó la carrera fue Carlos de la Rosa, llegado en un Chevrolet Aveo para brindar el servicio.

 

Al llegar a dejar el pasaje, se estacionó en la esquina de la calle 3, ya que afuera del domicilio se encontraba Luis Raúl Torres, un joven de 21 años a bordo de una camioneta, quien al ver que su expareja llegó con otro hombre sacó un tubo de su camioneta y comenzó la agresión en contra del conductor, quien no alcanzó a defenderse ni a meter las manos.

Luego de los gritos de su ex mujer quien le pedía que se tranquilizara, Luis paró la agresión y se fue en la camioneta con las dos hijas, una de 5 y otra de 3 años a su casa en la colonia Girasol, mientras que la joven solicitó el apoyo de los cuerpos de emergencia y de la Policía Municipal.

Comenzaron así con la investigación, levantando la tarjeta informativa para dar parte de la agresión.

El dueño

>Todo esto en tanto el propietario del vehículo llegó para llamar la aseguradora y que haga la evaluación de los daños.