Juan dejó de responder a los estímulos que se le hacían, arribando en pocos minutos personal de bomberos para intentar rescatarlo. Foto: ilustrativa
María del Socorro explicó que cuando estaban comiendo de pronto comenzó su esposo a ahogarse y varias personas trataron de ayudarle pero no sabían qué hacer

Una reunión con familia y amigos terminó en tragedia la noche de este lunes en el ejido Providencia, Juan Barrientos Guerrero, de 56 años, perdió la vida al atragantarse con un trozo de carne asada que le impidió respirar ocasionándose el deceso. 

Los hechos se dieron a conocer alrededor de las 10:50 de la noche, cuando se pidió ayuda al número de emergencias, pues Juan no respondía a los estímulos que se le hacían, arribando en pocos minutos personal de bomberos. 

Los paramédicos checaron a Juan, quien desafortunadamente ya no contaba con signos vitales, dándose aviso al personal de la Fiscalía General del Estado, quienes acudieron a tomar conocimiento de lo sucedido. 

En el lugar se entrevistaron con María del Socorro Rangel, quien explicó que cuando estaban comiendo cuando de pronto comenzó su esposo a ahogarse, varias personas trataron de ayudarle pero no sabían qué hacer.

Juan se desvaneció y se pidió ayuda al número de emergencias, sin embargo al llegar los paramédicos solo confirmaron el deceso dando aviso a las autoridades quienes tras las diligencias ordenaron el levantamiento del cuerpo.

Este fue llevado a las instalaciones del Semefo donde se determinarían tras la necropsia de ley las causas de la muerte y posteriormente se entregaría el cuerpo a los familiares.