Foto: Tomada de Internet
Ocho de cada diez personas que se dedican a la enfermería en la República Mexicana son mujeres, sin embargo la cantidad de hombres que se interesan por esta labor va en aumento, según reportes oficiales

Ciudad de México. En México existen cerca de 302 mil personas que se dedican a la enfermería, una profesión que empezó como un oficio y para la cual existe actualmente una licenciatura.

Ocho de cada diez personas que se dedican a la enfermería en la República Mexicana son mujeres, sin embargo la cantidad de hombres que se interesan por esta labor va en aumento, según reportes oficiales.

A nivel internacional existe un día oficial para celebrar a quienes con su esfuerzo mejoran significativamente la calidad de vida de los enfermos, éste se conmemora el 12 de mayo.

En México, de acuerdo con la historia, el doctor José Villagrana, quien fuera director del Hospital Juárez en la Ciudad de México, expresó que las enfermeras eran un regalo de los Reyes Magos para los enfermos, por lo que desde el año 1931, cada seis de enero, se celebra un Día Nacional de la Enfermera.

La celebración es la ocasión para celebrar a aquellos conocidos como "ángeles blancos" que vuelven más amable con su trato y responsabilidad, los tropiezos de nuestra salud.

Profesionales de la enfermería requieren actualización constante 

Las enfermeras y enfermeros forman parte de un equipo interdisciplinario en el cuidado de la salud de las personas, que deben estar en constante capacitación y actualización de conocimientos para el desempeño de su profesión.

Así lo expuso la licenciada en enfermería y trabajadora del hospital “Dr. Ignacio Chávez” del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Sonora (Isssteson), Yadira Ozuna Quijada.

En entrevista para Notimex, la también docente de la Licenciatura en Enfermería de la Universidad del Desarrollo Profesional (Unidep) expuso que el objetivo de esta profesión es cuidado del paciente y su actualización debe ser constante.

“Nosotros ya somos un equipo interdisciplinario, anteriormente la enfermera se definía como auxiliar o como la mano derecha del médico, pero ahora el trabajo de nosotros es hombro con hombro con el médico, el químico, terapistas físicos, sicólogos”, anotó.

Refirió que ahora los profesionales de la enfermería hacen equipo con los médicos, pues tienen la capacidad de decidir porque están preparados para identificar situaciones que comprometen la salud del paciente.

Las enfermeras y enfermeros tienen vasta preparación académica y las nuevas tecnologías como el internet han sido sus aliados en su formación para el cuidado del paciente y en el desempeño de su labor, anotó.

Subrayó que la actualización en esta profesión debe ser constante y el adquirir nuevos conocimientos es prácticamente una obligación porque así lo exige el paciente.

Externó que “cuando uno es enfermera se debe cumplir con el compromiso con uno mismo, cumplirlo como un deber como ser humano; estamos obligadas a leer, a informarnos y a preguntar, no estamos peleadas con el médico, trabajamos juntos”.

Ozuna Quijada mencionó que ser enfermera es para ella “una experiencia muy bonita, yo no podría haber hecho otra cosa en la vida”.

Con diez años de experiencia en el desempeño de su profesión y al haber laborado en la iniciativa privada y el sector público, destacó la necesidad de que las enfermeras y enfermeros cuiden la empatía, la integridad y la dignidad del paciente.

Subrayó que es necesario tener presente que el paciente o el enfermo bajo su cuidado es un ser humano en estado vulnerable que no pierde su dignidad y “nosotros debemos cuidar mucho esa parte”.

La enfermería no es rutinaria ni mecánica y tampoco debe tomarse como una profesión a la ligera, como debe ser con otras profesiones, pero en este caso es especial porque tienen en sus manos la salud de las personas, destacó.

Foto: Tomada de Internet

Anotó que algunos médicos exigen en sus equipos a personal de enfermería altamente capacitado, pues al estar muy comprometidos con su labor son selectivos y algunos piden que los enfermeros estén a su nivel.

“En ocasiones somos más observadoras y conocedoras de las reacciones del paciente que los propios médicos, porque ellos prescriben el medicamento, revisan e indican al paciente, pero nosotros vemos la reacción del paciente al medicamento”, abundó.

Reveló, algunos médicos aceptan comentarios de las enfermeras.

Respecto de los horarios laborales del personal de enfermería, comentó que sus jornadas les permiten tener dos y hasta tres trabajos, como es su caso y disponer de tiempo para destinarlo a su familia, el esparcimiento y también para prepararse.

Ozuna Quijada, quien tiene dos hijas y es abuela de una niña, trabaja tres noches a la semana en el hospital “Dr. Ignacio Chávez”, además es docente en una universidad privada y cubre un interinato en un secundaria atendiendo a los adolescentes.

El 6 de enero se celebra en México el Día de la Enfermera y el Enfermero, luego de que en 1931 lo instituyó el médico José Castro Villagrana, director del Hospital Juárez de México, al calificar la presencia de las enfermeras como un “regalo de Reyes” para los pacientes.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inegi) en Sonora existen un promedio de 3.9 enfermeras por cada mil habitantes, igual al promedio nacional.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomienda que haya entre cinco y seis enfermeras por cada mil habitantes.