Foto: Especial
La regularización del servicio médico y el abasto de medicamentos en las clínicas del Magisterio son los puntos centrales de esta reforma

Luego de meses en comisiones, el Congreso del Estado discutirá hoy la reforma a las leyes de seguridad social de los maestros de Coahuila, que incluyen el Servicio Médico y las Pensiones. El documento también contiene las reformas a las leyes del Fondo de la Vivienda y Seguro de los Trabajadores de la Educación.

Aunque la fracción del PAN votará parcialmente en contra, anunció el diputado Juan Antonio García Villa, se espera que el dictamen sea aprobado.

La regularización del servicio médico y el abasto de medicamentos en las clínicas del Magisterio son los puntos centrales de esta reforma.

 

García Villa destacó que la fracción panista tiene previsto votar a favor solamente la eliminación de la rebaja del 3 por ciento que sufren los jubilados y pensionados de sus cheques para su servicio médico.

Los maestros han mostrado su queja, pues con el sistema actual se les condiciona su servicio médico al pago de la referida cuota equivalente al 3 por ciento de su pensión, pues, aseguran, eso contraviene disposiciones constitucionales, además de que estando en activo ellos ya realizaron sus aportaciones.

En su pliego petitorio, los maestros también exigen conocer los resultados de las auditorías que se han realizado a las instituciones que tienen que ver con su seguridad social, pues aseguran que hay irregularidades por más de 3 mil millones de pesos. Sin embargo, ese punto no se confirmó de manera oficial para ser discutido en la sesión.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.