El huachicoleo en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) repuntó en enero de este año, luego de haber mantenido una tendencia decreciente desde marzo del año pasado, es decir, que acumuló nueve meses a la baja. Especial
El principal centro de actividad ilegal contra Pemex es Hidalgo

CDMX.- El huachicoleo en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) repuntó en enero de este año, luego de haber  mantenido  una tendencia decreciente desde marzo del año pasado, es decir,  que acumuló nueve meses a la baja.

De acuerdo con la subdirección de Salvaguarda Estratégica de Pemex, el número de tomas clandestinas alcanzó 886 en el primer mes del año, equivalente a 28 perforaciones por día.

En diciembre del año pasado,  la petrolera dio a conocer que registró 803 embestidas en su red de ductos, poco más de 25.9 diarias, de manera que en enero se dio un aumento en este delito de 10.3%.

La actividad delictiva del crimen organizado sigue concentrándose, al igual que en los últimos años, en los estados de Hidalgo, México, Puebla, Guanajuato, Veracruz, Tabasco y Tamaulipas, en donde se concentraron nueve de cada 10 tomas clandestinas reportadas a lo largo y ancho del país.

Hidalgo sigue siendo el principal centro de actividad de grupos criminales dedicados al huachicoleo de productos que Pemex transporta vía ductos. En esa entidad se realizaron 301 tomas clandestinas en enero de 2020, es decir,  34% del total nacional.

Las estadísticas de la Gerencia de Estrategia y Sistemas de Seguridad y Monitoreo de la petrolera tienen detectados los municipios de mayor incidencia de este delito en el primer mes del año.

En Hidalgo, Ajacuba reportó 50 tomas clandestinas, seguido por Cuautepec de Hinojosa, con 48. En el Estado de México, Otumba   tuvo 47, en tanto que San Martín Texmelucan, en Puebla, 49.

Los municipios con más de 20 y hasta 30 perforaciones al mes son Atotonilco de Tula (29) y San Agustín Tlaxiaca (21), en Hidalgo. En el Estado de México, Axapusco (21); en Guanajuato, Irapuato (20), y en Tamaulipas, Altamira (30).