Contratiempo. La joven no sufrió lesiones graves y ya solo lo que hizo fue avisar que ya no llegaría a trabajar. / JETZA MÚZQUIZ
Karla Carrera Martínez no tuvo la pericia para fijarse a ambos lados cuando corría para llegar a su trabajo, por lo que un taxi se la llevó de encuentro

Se le hacía un poco tarde para llegar a su primer día de trabajo y las prisas la llevaron a cruzar la calle sin precaución, por lo que fue atropellada por un taxista que no alcanzó a esquivarla a tiempo.

Cerca de la 13:30 horas se presentaron los hechos que movilizaron a paramédicos del Cuerpo de Bomberos y a elementos de la Policía de Tránsito Municipal hasta las calles Libertad y Primo de Verdad.

Te puede interesar

Ahí localizaron a Karla Carrera Martínez, de 19 años, quien no tuvo la pericia para fijarse a ambos lados cuando corría para llegar a su trabajo, por lo que un taxi Chevrolet Chevy se la llevó de encuentro.

Por fortuna, el ruletero – que se desplazaba de sur a norte – alcanzó a ver a la mujer y volanteó al tiempo que pisaba el freno a fondo, derrapando hasta golpear a la joven con la puerta del copiloto, rompiendo el espejo lateral.

Los rescatistas abordaron a la paciente en la unidad de emergencias básicas donde fue valorada, determinando que no presentaba lesiones que pusieran su vida en riesgo, por lo que se pudo quedar en el lugar para llegar a un arreglo con el taxista.