Daños. El autobús sufrió serias averías, por fortuna no hubo fallecidos. / ULISES MARTINEZ
En la carretera Monterrey-Saltillo, chofer de camión de Senda destroza unidad y manda a 5 a hospital

Cinco personas fueron trasladadas al hospital San Jorge, en Monterrey, luego de resultar lesionadas al impactarse el camión de pasajeros de la empresa Senda Coahuilenses, contra un tráiler en el kilómetro 50 de la carretera Monterrey-Saltillo.

Cerca de la 13:30 horas, el personal de Protección Civil y Jaguares de Santa Catarina, acudieron al lugar de los hechos para atender a las personas lesionadas, donde de aproximadamente 15 pasajeros, cinco tenían lesiones de consideración.

Las personas habían llegado al aeropuerto Internacional Mariano Escobedo en Nuevo León y se dirigían a Saltillo a bordo del camión con número económico 8675 y placas de circulación 091 HS 6.

Pero el conductor, según algunos de los pasajeros, circulaba a exceso de velocidad y fue entonces que dio alcance al tráiler con placas 447 EZ 4 de la empresa Transportes Orta a la altura del kilómetro 50.

Traslado. De los pasajeros, cinco requirieron traslado a un hospital en Monterrey. / ULISES MARTINEZ

A pesar de que el trailero se hizo a su lado derecho para dejar rebasar al autobús, no fue suficiente, pues debido a la velocidad que el camión llevaba se impactó en la parte trasera de la caja con el lado derecho del frente de la unidad.

EL FUERTE IMPACTO
El vehículo empujó la caja de tráiler y tractocamión por unos metros y el impactó hizo que parte de la carrocería del transporte público se comprimiera y se quebrara el parabrisas, lesionando a los pasajeros de las filas delanteras.

Por fortuna no hubo pérdidas humanas, ya que al personal de la Policía Federal se le reportó a los lesionados como estables y fuera de peligro, por lo que otros más de los usuarios abordaron otro camión para llegar a su destino.

Ignorados
Cabe señalar que al arribar a la estación de autobuses en esta ciudad, los lesionados que no fueron trasladados exigieron el seguro del camión para acudir a atenderse, pero los encargados no les hacían caso alguno.