Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE. | Foto: Milenio
El organismo empresarial indicó que existen demandas que podrían afectar severamente la competitividad de México y de sus socios en América del Norte

Ante la intención por parte del gobierno de Estados Unidos sobre realizar modificaciones al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) afirmó que esta propuesta es inaceptable.

En un comunicado, el organismo que dirige Carlos Salazar Lomelín, indicó que son bienvenidos cambios que fortalecerían el acuerdo, como el establecimiento de paneles en el marco del mecanismo de solución de controversias.

“Sin embargo, observamos con gran preocupación que existen algunas demandas, en materia laboral, que resultan extremas, y son totalmente inaceptables. Estas podrían afectar severamente la competitividad de México y de sus socios en América del Norte”, aseveró.

Expuso que dichas propuestas pretenden que a partir de eventos aislados, afectar las cadenas de suministro creadas en la región en los últimos 25 años. “En caso de materializarse, los perdedores serían los pueblos de México, Estados Unidos y Canadá, la economía de la región y la cooperación entre los tres países”.

El organismo empresarial mexicano resaltó que existe la percepción de que algunos actores estadunidenses están tratando de presionar para que no haya un acuerdo, por lo que no debe ser una ruta a seguir por ningún motivo.

“El respeto a la soberanía de México no es negociable. El gobierno mexicano tendrá nuestro apoyo para generar contrapropuestas y mantener una postura firme en defensa de la competitividad de nuestro país”, advirtió.

Indicó que continuarán respaldando firmemente las gestiones del gobierno de México, y trabajando desde la oficina que tiene el CCE en Washington, para sensibilizar a los actores estadunidenses.