Foto cedida por la compañía británica South West Water, que muestra parte de un "fatberg", una masa de grasa endurecida, aceite y toallitas para bebés, que miden unos 64 metros de largo, en la ciudad. de Sidmouth, Inglaterra. Foto: AP
Andrew Roantree, de la empresa de drenaje South West Water, dijo que tomará unas ocho semanas la tarea de "despedazar este monstruo bajo condiciones laborales bastante excepcionales”.

Una enorme masa de 64 metros (210 pies) de largo formada por grasa, aceite y toallitas para limpieza de bebé bloqueó el sistema de alcantarillado del suroeste de Inglaterra, informaron las autoridades.

Foto cedida por la compañía británica South West Water, que muestra parte de un "fatberg", una masa de grasa endurecida, aceite y toallitas para bebés, que miden unos 64 metros de largo, en la ciudad. de Sidmouth, Inglaterra. Foto: AP

Andrew Roantree, de la empresa de drenaje South West Water, dijo que tomará unas ocho semanas la tarea de "despedazar este monstruo bajo condiciones laborales bastante excepcionales”.

Roantree exhortó a la gente a no echar aceite al desagüe ni toallitas para bebé en el excusado.

La masa repugnante fue descubierta en los desagües de la ciudad de Sidmouth.

En 2017, una masa parecida, pero aún más grande, de 250 metros (820 pies), fue hallada en el sistema de alcantarillado de Whitechapel, en el oriente de Londres. Un pedazo de esta masa, cubierta en cubos transparentes, fue exhibida posteriormente en el Museo de Londres.