A los niveles en los que quedaron ayer, tanto el Brent como el WTI marcaron la mayor baja porcentual desde principios de abril. Foto: Tomada de Internet
A los niveles en los que quedaron ayer, tanto el Brent como el WTI marcaron la mayor baja porcentual desde principios de abril

El jueves fue una jornada negativa para los precios del petróleo terminando la sesión con caídas superiores a 3%,  por temores a que un repunte de la inflación en Estados Unidos lleve a la Reserva Federal a subir sus tasas de interés.

También, ante el reinicio de operaciones del oleoducto Colonial en EU, tras el ciberataque que sufrió el fin de semana, explicaron analistas.

Al finalizar la sesión el West Texas Intermediate (WTI) se ubicó en 63.82 dólares el barril, una caída de 3.4% o 2.26 dólares respecto a la jornada previa. El crudo Brent bajó 3.3% o 2.27 dólares a 67.05 dólares el barril.

A estos niveles, los precios del crudo marcaron la mayor baja porcentual desde principios de abril.

La mezcla mexicana de exportación no cotizó ayer, por ser feriado en Singapur, según se dio a conocer en la página web de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“La caída en los precios del crudo se asocia al anuncio de Colonial Pipeline, una de las empresas más importante de Estados Unidos que se dedica al transporte de gasolina, sobre el reinició de las operaciones en la Costa Este, lo que alivió preocupaciones sobre la escasez de gasolina”, explicó Carlos Hernández, analista senior en Masari Casa de Bolsa.

“Debido a que van a reanudar operaciones estaría nuevamente incrementando la oferta, entonces se reduce la demanda de corto plazo y con ello la presión en los precios”.

Bajo presión

Un análisis de Banco Base señala que las presiones a la baja  de ayer en las diferentes mezclas fueron causadas por dos principales razones. Una por “el reinicio del oleoducto Colonial tras el ciberataque del fin de semana pasado que desató escasez de combustible en la Costa Este de Estados Unidos”.

De acuerdo con la empresa, “el oleoducto tardará varios días en volver a funcionar con normalidad”.

La segunda causa fue por las “crecientes preocupaciones por la inflación, pues se teme que pueda limitar la recuperación económica global”.

Colonial había detenido todas las operaciones del oleoducto el 7 de mayo debido a un ataque de “ransomware”. Ello restringió los flujos de gasolina y otros productos refinados en gran parte de la costa sur y este de los Estados Unidos, lo que impidió que el oleoducto entregara más de 100 millones de galones diarios de combustible y aceite para calefacción.

“Si bien el anuncio de Colonial fue un desarrollo alentador, el oleoducto tardará varios días en volver por completo y hay una compra de pánico significativa en los Estados Unidos (incluso en ubicaciones no atendidas por el oleoducto) que exacerba el impacto del déficit", según un análisis de S&P Global Platts Analytics.

Acumulan alzas de dos dígitos

En lo que va de este año, el WTI acumula un avance de 32.53%, mientras que el Brent de 29.44 por ciento. La mezcla mexicana de exportación ha tenido un incremento este año de 34.10 por ciento.

Carlos Hernández explicó que en este 2021 la tendencia en los precios de los energéticos ha sido positiva, “debido a que las perspectivas y los datos económicos coyunturales están señalando una rápida recuperación económica global y, además, los mercados también están sugiriendo nuevos ciclos económicos y ante las campañas de vacunación exitosas, en países como Estados Unidos y Reino Unido, están permitiendo que haya un levantamiento de las restricciones sociales y con ello de la actividad económica y la demanda global de energía”.

Ello, aunado a que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) anunció que prevé una fuerte demanda del crudo, la cual podría regresar a los niveles previos a la pandemia en el tercer trimestre del año.

Las proyecciones de la organización de los líderes mundiales en producción de crudo apuntan hacia un aumento en la demanda de 5.95 millones de barriles diarios para este año, luego de que sufrieron una fuerte caída el año pasado.