Archivo
El procedimiento para completar los trámites de extradición del exmandatario tomará de 15 a 20 días

La justicia de Guatemala ya comenzó con los trámites para agilizar la entrega a México del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, quien este martes aceptó extraditado para rendir cuentas sobre los delitos de índole federal que pesan en su contra.

"Ya iniciamos, ya enviamos a la Corte Suprema de Justicia el documento, o sea, será que lo envíe también el otro tribunal para coordinar ese proceso administrativo, esto me parece que se envió el día de ayer", dijo el juez presidente del Tribunal Tercero de Sentencia Penal de Guatemala, Saúl Álvarez Ruiz.

Una vez que la entrega por cargos del fuero común inició su curso, el paso es que el Tribunal Quinto de Sentencia Penal -donde Duarte aceptó entregarse a la justicia mexicana- rinda los informes correspondientes para que el priista sea extraditado.

El procedimiento para completar los trámites de extradición del exmandatario tomará de 15 a 20 días, añadió el impartidor de justicia.

"A través de la vía diplomática, y la vía diplomática es un poco tardada, le diré 15 a 20 días el poder informar a la embajada de los Estados Unidos Mexicanos que ya está esa persona a disposición para poder ser trasladado a México.

“Entonces ya será la logística propia de la embajada quien estará con sus autoridades judiciales el poder provocar ese traslado", detalló.

De acuerdo con el juzgador guatemalteco, serán las autoridades de México las responsables de coordinar el traslado de Javier Duarte a territorio nacional.

El posicionamiento de Duarte se emitió, luego de que la fiscalía guatemalteca consideró procedente su extradición a México, al acreditarse la presunta participación del político priista en empresas fantasma para triangular recursos públicos.

El otrora gobernador declaró que no cometió los delitos federales de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada que se le atribuyen.