Martín Alday está acusado de acoso por una secretaria de la Mariano Narváez

Martín Alday Hernández, director de la Escuela de Bachilleres Dr. Mariano Narváez, compareció en la sala número nueve del Centro de Justicia Penal, donde se dio inicio a la audiencia de juicio oral  por el delito de acoso sexual que cometió en contra de una secretaria académica.

Cerca de las 10:30 horas la presidenta de la sala penal, María Antonieta Leal Cota, solicitó al ministerio público dar repaso a la investigación que se le sigue al docente. La agresión contra la afectada, Rosalinda, habría sido cometida en el mes de agosto de 2017. Con una mirada nerviosa, Rosalinda respondió a los cuestionamientos de su abogado defensor, así como de la parte acusada, donde informó que fue secretaria académica en 2 periodos (2013-2016 y desde 2017 hasta la actualidad).

Su relación laboral era de confianza y Martín, que era su jefe inmediato, le hacía piropos indirectos a los cuales no les dio importancia al principio, los catalogó como simples bromas, dijo la acusadora.

 

Recuerda que el 27 de agosto de 2017, el director de la escuela se comportó grosero y empezó hacerle  proporciones indecorosas.

Le respondió que le guardara respeto porque se consideraba una persona tranquila y que no estaba dispuesta aceptar sus peticiones, advirtiéndole que no sabía cómo le iba a ir; se salió de la dirección con una compañera de trabajo.

RECTORÍA LO PROTEGIÓ

Ahí inició su pesadilla, el profesor le triplicó su carga laboral, donde asegura que a sus compañeras le prohibió dialogar con ella.

Al no soportar este problema se presentó hasta las instalaciones de Rectoría de la Universidad Autónoma de Coahuila, (UAdeC); no la escucharon.

Al término de su declaración, la defensa del imputado conformada por José Luis Garay, también sometió a la afectada a una serie de cuestionamientos, entre ellos fue que si recuerda la fecha en que fue sometida a exámenes psicológicos. Que si recordaba del resultado que dio como paranoia. Se dio por concluida la declaración de Rosalinda.