Miguel Riquelme, Gobernador de Coahuila / Foto: Sandra Gómez
Se construirán en ese lugar las principales oficinas de atención al público del gobierno estatal, Registro Público, Catastro y la Recaudación de Rentas, entre otras

Torreón, Coahuila. - En menos de un mes iniciará la demolición del antiguo Hospital Militar Regional, para dar paso a la construcción no solo de las nuevas oficinas del Registro Público y Catastro, sino de las principales oficinas de atención al público del Gobierno del Estado, el departamento de licencias y la Recaudación de Rentas.

La inversión será de unos 200 millones de pesos, para que en un lapso de ocho meses entren en servicio las nuevas instalaciones, informó el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, al término de la toma de protesta del consejo directivo del Colegio de Notarios de Torreón.

A nivel estatal serán cinco los centros de este tipo los que se construyan este año, en Saltillo, Monclova, Sabinas, Piedras Negras y Torreón, mientras que Ciudad Acuña tiene un edificio que solo requiere algunas modificaciones.

Actualmente el servicio que otorgan esas dependencias en sus actuales instalaciones, no es el que merecen los coahuilenses, por ello serán dotadas también de tecnología.

El gobernador dio a conocer, por otra parte, que ha enviado una nueva ley para su estudio, en la cual se establece que no será facultad del ejecutivo estatal la designación de notarios y para restringir los Fiat en relación al número de habitantes de cada región del Estado.

Explicó que desde el inicio de su administración habló con los notarios para terminar con esta práctica