Con el taller Inma Luna busca que las mujeres expresen sus inquietudes. / Archivo
El primer taller que impartió la poeta fue el 3 de octubre en Ciudad Juárez, un lugar marcado por los feminicidios.

Inma Luna es periodista y antropóloga. En la actualidad se dedica a la escritura, imparte talleres de creación literaria y lleva a cabo asesorías en literatura y correcciones. En compañía de otros poetas integrantes del colectivo Ejército Iluminado y apoyados por el Instituto Municipal de Cultura junto con el taller de Creación Literaria Tinta Tomate, la poeta se dio a la tarea de dar un taller exclusivo para mujeres en el ático de Casa Purcell. 

El proyecto “La Ruta del Norte”, es la iniciativa autogestiva que trae a este grupo de españoles a México, en el que un viaje cultural y fronterizo de riesgo, alcanzará a las localidades de Tijuana, Tecate, San Diego, Mexicali, El Paso, Las Cruces, Ciudad Juárez, Saltillo, Monterrey, Puebla, Ciudad de México, Ciudad Obregón y La Paz.

El proyecto recorrerá 12 ciudades en 24 días, en cada una de estas ciudades Inma se ha decidido a impartir un taller exclusivo para mujeres y así conocer su opinión respecto a este género literario, así como sus miedos y ambiciones.
“Mi idea es ofrecer un espacio en el que ellas puedan contar sus experiencias de vida cotidianas y que lo hagan más allá del contexto hostil en el que viven”. El primer taller que impartió la poeta fue el 3 de octubre en Ciudad Juárez, un lugar marcado por los feminicidios. Para este pasado 5 de octubre impartir la sesión en nuestra ciudad. 

Según comentó la poeta, los textos generados en estos encuentros se reunirán posteriormente en un libro que cuenta con un título provisional: “Más allá del miedo están ellas”.

“La mayoría de las mujeres perciben que no pueden desarrollar su vida con absoluta libertad. La recurrente en sus discursos es la palabra cuidado. Pero también veo mucha decisión, ponerse por encima de esas circunstancias para ir desarrollando su vida de la mejor forma posible”, comentó a VANGUARDIA la poeta. 

La escritora también dijo que espera volver a México cuando el libro esté terminado.

“Tengo que dar lectura a todo lo que he recopilado así como escuchar los audios, y espero que dentro de un año, pueda visitar México”, compartió.