Archivo
Dicho nivel será mantenido con equipo de bombeo y el agua excedente de lluvia será canalizada hacia un extremo fuera de la losa

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó el viernes que inundó la zona de traslado automático de personas del cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que es una continuación de la loza del edificio terminal de pasajeros, para conservar la infraestructura.

En esa obra se ubican las columnas que soportarían un techo y diversas instalaciones: escaleras, elevadores o entrepisos.

“El agua que llena esta construcción en forma de un gran tanque es líquido que fue depositado con una altura de 3.70 metros, que le da el peso adecuado para mantenerla a nivel y evitar que la supresión del suelo empuje hacia arriba a la misma, haciéndola flotar, lo que provocaría fracturas en la unión con la loza”, detalló la dependencia.

Dicho nivel será mantenido con equipo de bombeo y el agua excedente de lluvia será canalizada hacia un extremo fuera de la losa y enviada por gravedad hasta uno de los drenes laterales del polígono, desde donde se bombea hacia la laguna Casa Colorada, que sirve como volumen de regulación.