Santiago Nieto Castillo, titular de la Fepade. / Héctor García
Estos delitos fueron cometidos por personas físicas que dan datos falsos al registro federal de electores para usurpar la identidad de personas.

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) realiza la investigación de seis casos en los que fue usurpada la identidad del mismo número de personas con discapacidad auditiva. 

Santiago Nieto Castillo, titular de la Fiscalía, informó que también investigan casos de alteración al Registro Federal de Electores, es decir, la expedición ilícita de credenciales de elector como medio para cometer otro tipo de delitos como fraudes bancarios o de naturaleza fiscal. 

Explicó que estos delitos fueron cometidos por personas físicas que dan datos falsos al registro federal de electores para usurpar la identidad de personas. 

En el caso de las seis personas con discapacidad auditiva, informó, se ha usurpado su identidad para cobrar programas sociales, sin embargo, no detalló de qué programas se trata. 

“Seguimos nosotros integrando todas las carpetas. En la usurpación de identidad, la competencia de la Fepade está relacionada con la alteración al Registro Federal de Electores”, expuso. 

Lo anterior, dijo, se da en dos vías: la primera con el cambio de identidad, es decir, cuando obtienen varias identidades al dar datos falsos al momento de tramitar su credencial de elector; el segundo es la usurpación de identidad.