Foto: Especial
Revisan la suspensión de las unidades, ya que podría dañar los neumáticos

Al menos 43 quejas sobre el Tesla Model S de 2015 hasta 2017 y del Model X de 2016 a 2017 encendieron las alertas de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EU (NHTSA, por sus siglas en inglés). 

La NHTS investiga si la suspensión defectuosa de estas unidades podría dañar los neumáticos. 

Precisam que 32 de estas quejas son por problemas durante maniobras de estacionamiento a baja velocidad y el restante mientras conducían, cuatro a velocidades de carretera. 

“Las quejas parecen indicar una tendencia creciente, con 34 quejas recibidas en los últimos dos años y tres de los incidentes a velocidades de carretera reportados en los últimos tres meses”, indicó la agencia en un comunicado. 

Tesla en un boletín de servicio de 2017 que “algunos vehículos Model S y Model X pueden haber sido fabricados con eslabones de suspensión delantera que no cumplen con las especificaciones de resistencia de Tesla. En caso de falla del eslabón, el conductor aún puede mantener el control del vehículo, pero la llanta puede entrar en contacto con el revestimiento del arco de la rueda”.

En China la empresa llamó a revisión de 870 vehículos debido a imperfecciones en el techo, ya que tiene algunas partes que pueden desprenderse. 

Este anuncio ocurre un mes después de que la marca retirara 30 mil vehículos del país asiático, también por defectos en la suspensión. 

Con información de Bloomberg