Tras la detención de la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, se dieron a conocer líneas de investigación que apunta a que familiares se convirtieron en proveedores de las citadas dependencias

TORREÓN.- Las investigaciones a Rosario Robles señalan a familiares con residencia en esta ciudad, como como parte del desvío de unos 3 mil 433 millones de pesos por el caso conocido como “La Estafa Maestra”.

Tras la detención de la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, se dieron a conocer líneas de investigación que apunta a que familiares se convirtieron en proveedores de las citadas dependencias.

La información fue revelada por consultas de la revista Proceso este fin de semana, en donde se señala que Mauricio Berlanga Quintero y su esposa Susana Islas, así como su cuñado Alejandro Islas, presuntamente constituyeron en el papel empresas que la Auditoría Superior de la Federación detectó como “inexistentes”.

Además, lo que motivó se le dictara la prisión preventiva, por el tiempo que dure el proceso, fue porque Rosario Robles dio como domicilio el de su primo Mauricio en esta ciudad y que ahora es propiedad de su esposa Susana Islas González, luego de que Mauricio desapareciera en 2010 cuando se lo llevó un comando armado.

Entre los señalamientos concretos que la Auditoría Superior de la Federación hace, comprende el pago de más de 237 millones de pesos a varias empresas que resultaron ser propiedad de familiares de Rosario Robles en Torreón.

Las empresas que se ubican en Torreón son Matchster, la cual recibió 15 millones de pesos; Factores y Servicios Humanos, con 13 millones y Srevint, que recibió pagos por 10 millones de pesos, entre otras.

También se destaca que estas empresas recibieron pagos por 334 millones de pesos, provenientes del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social, supuestamente por trabajos de supervisiones.