Foto: Especial
Su nombre es Cay Chapel, será inaugurado en 2021 y tuvo una inversión de 350 millones de dólares

El Grupo Orlegui, con sede en Torreón y encabezado por Alejandro Irarragorri, forma parte de un proyecto turístico sin precedentes en el Caribe: una isla privada de 100 hectáreas en Belice, con residencias, bungalows asentados sobre el mar turquesa, club de golf y hotel de lujo, que promete ser uno de los destinos más exclusivos de Occidente.

Su nombre es Cay Chapel, será inaugurado en 2021 y tuvo una inversión de 350 millones de dólares para aprovechar el atractivo de una de las últimas perlas disponibles del Caribe, con cercanía al segundo arrecife de coral más grande del mundo y el Gran Hoyo Azul, una fosa anhelada por buzos profesionales de todas las naciones.

Cay Chapel contará con instalaciones de lujo y una variedad de actividades que no es posible ver hoy en otro destino del Caribe”, señaló Irarragorri, presidente de Orlegui, que tiene entres sus áreas de negocio al Club Santos Laguna y a su estadio,  el Territorio Santos Modelo.

Foto: Especial

El proyecto es dirigido por Inmobilia, en asociación con Thor Urbana Capital y GFA, pero cuenta con inversión del corporativo lagunero.

“Tendrá la infraestructura necesaria para ser único; incluso tendrá los primeros bungalows sobre el mar, como los de la Polinesia”, detalló Jaime Fasja, fundador y co-CEO de Thor Urbana Capital.

La isla está a sólo 45 minutos en vuelo desde Cancún, a hora y media de la Ciudad de México y una hora de Miami, y se puede llegar a ella desde Belice tanto en avión como en embarcaciones.

Otros de los atractivos del complejo son un campo de golf diseñado por Greg Norman y Lorena Ochoa, además de un centro de exploración marina en alianza con Fabien Cousteau, nieto de Jacques Cousteau.