Situación. El hombre trabajaba en un Ejido, y aunque varios lo conocían, nada se sabe de su familia. Efrén Maldonado
El cuerpo está en el Semefo de Saltillo, donde hay ocho cadáveres sin ser reclamados

Salvador León Heredia, quien falleció en la clínica de San Antonio de las Alazanas, aún sigue sin ser reclamado por sus familiares.

Sus restos aún siguen en la morgue del Servicio Médico Forense, (Semefo), las autoridades darán de plazo de 30 días, para que sea requerido.

Se presume que su familia reside en Imuris, Sonora y es fecha que no se ha logrado su localización.

Ante el ministerio público sólo se han presentado personas que conocieron a Salvador.

Informaron que laboraba cuidando ganado en el ejido El Tunal y que están dispuestos responder por gastos funerarios.

EL PLAZO Y LA ACCIÓN

El agente del ministerio público les notificó que en caso de no localizar a familia en lapso señalado, podría ser enviado a la fosa común.

Para encontrar a la familia, se han enviado oficios de colaboración a la Fiscalía General de Sonora, para que la imagen fotográfica sea difundida.

El hombre falleció a causa de un infarto el pasado lunes cerca de las 19:30 horas.