Archivo
Afirmó que el expresidente municipal Jericó Abramo Masso, sí le heredó deuda a su administración

El alcalde Isidro López Villarreal afirmó que el expresidente municipal Jericó Abramo Masso sí le heredó deuda a su administración, y aunque aceptó haber recibido recursos en bancos, éstos no se podían utilizar debido a que estaban etiquetados.

Él dejó un balance entre caja y deuda de cero, eso sí, pero que no haya dejado deuda, es decir, pasivo con proveedores (…),  prácticamente pasivo con proveedores sí se dejó.

Se dejó en bancos unos fondos, uno de 20 millones de pesos que era del fondo de Subsemun, pero que no se podía utilizar, que se tenía que dejar ahí, y eso es parte de lo que estaba en caja; también hubo otros fondos que tuvimos que utilizar de ahí, no para pagar lo inmediato, sino para pagar, por ejemplo, el sistema de cámaras”, recordó.

El Alcalde de Saltillo remarcó que es necesario explicar con claridad la situación financiera que había cuando llegó a la Alcaldía, después de la gestión de Abramo Masso.

“Había otras deudas, tenemos que dejar bien claro”, insistió López Villarreal, quien señaló que su Gobierno recibió compromisos financieros a corto y largo plazo, por parte del anterior Gobierno, entre ellos, pasivos laborales por 70 millones de pesos.

Aunado a ello, expuso que recibió proyectos como el de las cámaras urbanas que tuvo que licitar al inicio de su administración.

Jericó Abramo Masso ha señalado en diversas ocasiones que su gobierno dejó en bancos 84 millones de pesos para que la siguiente administración cubriera los pasivos de 80 millones con los que cerró su ejercicio fiscal.