Jorge Winckler Ortiz, exfiscal General de Veracruz / Foto: Especial
El Congreso de Veracruz aprobó cesar definitivamente al ex fiscal del estado, luego de que fuera separado del cargo temporalmente en septiembre

Con 33 votos a favor y 12 en contra, los diputados de Veracruz removieron definitivamente del cargo de fiscal general del estado a Jorge Winckler Ortiz, quien fue separado temporalmente de sus funciones en septiembre del año pasado.

Winckler está prófugo de la justicia, luego de que se giraran órdenes de aprehensión en su contra por los delitos de tortura, desaparición forzada e incomunicación presuntamente cometidos contra un ex escolta del ex fiscal Luis Ángel Bravo.

A seis meses de que fuera separado del cargo y al ya no cumplir con los requisitos de ley para permanecer al frente de la Fiscalía General del Estado, el Poder Legislativo de Veracruz lo separó de forma definitiva.


Al respecto, la diputada panista María Josefina Gamboa Torales señaló en tribuna que la determinación viola una suspensión definitiva vigente que prohíbe destituir al fiscal a través de mecanismos no contemplados en la ley al momento de su designación.

Además, hay una resolución emitida por el Poder Judicial Federal (PJF) en el que se hizo saber a los legisladores de Veracruz que el único procedimiento legal para poder ser separado del cargo es mediante un juicio político.

En el documento avalado por la mayoría legislativa se establece que Verónica Hernández Giadans, actual encargada de despacho, ocupará el cargo por tiempo indefinido.

En tanto, el abogado penalista Jorge Reyes Peralta, quien demandó juicio político contra el ex fiscal, felicitó a los diputados locales por haber separado de manera definitiva a Winckler Ortíz de la Fiscalía General.

El abogado también pidió a las autoridades localizar a Winckler Ortiz para que sea puesto a disposición de un juez.