Foto: Especial
Karla “N” fue detenida en marzo de 2019, en el Edomex

ESTADO DE MÉXICO. – El 3 de octubre de 2018, Karla “N” mató a su hijo de un año y un mes de edad porque “no dejaba de llorar”, fue condenada a 55 años de prisión y se le fijaron multas de 229 mil 710 pesos y 176 mil 514 pesos como reparación del daño, además de que sus derechos civiles y políticos quedaron suspendidos.

Así lo informó La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), al celebrar que esta sentencia fue lograda por el representante social de la Fiscalía Especializada de Homicidio del Valle de México, dos años y 5 meses después de ocurrido el delito en un inmueble ubicado en la colonia San Pablo de las Salinas, en el municipio de Tultitlán, Estado de México.

De acuerdo con la FGJEM, la mujer estaba con el niño en su casa cuando llegó su pareja sentimental y “ambos golpearon al pequeño ya que no dejaba de llorar y le ocasionaron la muerte. Horas más tarde, trasladaron el cuerpo hasta una obra en construcción ubicada en la colonia Santiago Teyahualco, en el municipio de Tultepec, donde lo abandonaron”.

Al hallar el cuerpo del menor, se inició una investigación hasta lograr conocer la identidad de la víctima. Además, fue emitida una ficha para la búsqueda de alguno de sus familiares por parte de la Policía De Investigación (PDI) que pidió al Agente del Ministerio Público que solicitara a un juez librar una orden de aprehensión contra la pareja responsable.

Karla “N” fue detenida por la PDI en marzo de 2019. Luego, fue ingresada al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Cuautitlán, donde un juez, previo al proceso legal, dictó esta condena.

Sobre la pareja masculina que fue cómplice activo en el homicidio del niño, la FGJEM comentó que, por ese mismo homicidio, un sujeto identificado como Luis Enrique “N”, pareja sentimental de la sentenciada, está preso en un penal estatal en espera de que le dicten sentencia condenatoria en su contra.

Asimismo, la FGJEM destacó la participación de la sociedad en este caso, sobre todo de la artista forense, Alejandra Arce, colaboradora de Frida Guerrera, la activista defensora de mujeres y luchadora social contra los feminicidios y la organización Siguiendo Tus Huellas, quien realizó un retrato hablado del pequeño, con el cual se elaboró la ficha de búsqueda de la familia del menor.