Foto: Especial
La congresista por california, Katie Hill, comunicó, a través de su cuenta de Twitter, su renuncia a su cargo en el Congreso de EU ante el escándalo que ha salpicado su figura política desde hace una semana

De acuerdo a RT, Katie Hill, luce un tatuaje nazi en su área del bikini y fuma un “bong”, en una de las imágenes publicadas. En otra foto, aparece desnuda mientras peina a su empleada, con la que se besa en una tercera imagen.

La congresista por california, Katie Hill, comunicó, a través de su cuenta de Twitter, su renuncia a su cargo en el Congreso de EU ante el escándalo que ha salpicado su figura política desde hace una semana.

"Con el corazón roto hoy anuncio mi renuncia al Congreso. Esto es lo más difícil que he tenido que hacer, pero creo que es lo mejor para mis electores, mi comunidad y nuestro país", ha aseverado Hill.

 

Foto: Especial

Esta política demócrata ha hecho el anuncio en medio de informes de su presunta relación sexual con un miembro de su equipo en el Congreso, algo que está prohibido por las normas de la Cámara. En este contexto, Hill está siendo investigada por el Comité de Ética de la Cámara de Representantes desde el 23 de octubre.

Tras reportar que la congresista también ha tenido relaciones sexuales con una ayudante de la campaña, los medios publicaron varias imágenes explícitas de Hill. En una de esas fotos la política aparece desnuda, luciendo un tatuaje que parece ser un símbolo nazi en su línea de bikini y fumando un 'bong' (pipa de agua para cannabis u otras hierbas). En otra foto, también está desnuda mientras peina a su asistente de campaña, con la que se besa en una tercera imagen.

La propia Hill confirmó que había tenido una relación sentimental con su empleada Morgan Desjardins, pero negó las mismas acusaciones con respecto a su director legislativo del Congreso, Graham Kelly. Además, calificó de "delito" la publicación de sus fotos íntimas sin consentimiento.

Con información de RT