Foto: Especial
El ahora exgobernador dejó su cargo para contender por la dirigencia del PRI

CDMX.- La priista Ivonne Ortega Pacheco, aspirante a la dirigencia nacional del PRI, denunció que en el proceso interno del partido hay “dados cargados” y “mano negra” del expresidente Enrique Peña Nieto, quien busca impulsar e imponer al gobernador de Campeche, Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas.

Por su parte el gobernador de Campeche dejó su cargo para buscar la dirigencia del PRI.

En mensaje difundido a través de redes sociales, la exgobernadora de Yucatán reclamó “la injerencia de expresidente Enrique Peña Nieto en el proceso interno del PRI”.

Reveló que “la dirigencia nacional del PRI ha cedido a las presiones de quienes nos llevaron a la derrota, y pretende utilizar un padrón que claramente favorece al gobernador de Campeche, en lugar del validado por el INE en enero pasado, que había sido un consenso entre todos los aspirantes y la dirigencia, para no correr riesgos jurídicos ni permitir injerencias ajenas al PRI en los procesos de afiliación”.

La exdiputada federal escribió: “La dirigencia del PRI, cedió antes las presiones de quienes nos llevaron a la derrota, para que Enrique Peña Nieto continúe mandando a través de Alejandro Moreno Cárdenas”.

“Lo digo, porque en distintas reuniones entre los aspirantes y la dirigencia, llegamos a consensos para tener un proceso democrático, libre y parejo”, continuó.

Ayer, el Congreso del estado aprobó con 32 votos su solicitud de licencia. De inmediato se sometió a votación la propuesta para elegir gobernador sustituto. Una única propuesta que recayó en el secretario de Gobierno, Carlos Miguel Aysa González, quien fue elegido como sustituto.

En su cuenta de Facebook, Moreno Cárdenas difundió un video en el que anunció su salida para emprender un proyecto político nacional.

El gobernador de Campeche anunció su separación del cargo para buscar la presidencia nacional del tricolor.