México podría perder grado de inversión / Archivo
El analista Macario Schettino advierte sobre la posibilidad de que las calificadoras de riesgo le retiren a México el grado de inversión debido a que el país no tiene finanzas públicas sanas, pues los gastos de 2019 sobrepasaron los ingresos que obtuvo el Gobierno

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público “inventó” ingresos durante 2019 para generar de manera artificial un superávit primario (una diferencia positiva entre ingresos y gastos, sin considerar el costo financiero), acto que configuraría, en última instancia, el delito de fraude y podría llevar a México a perder el “grado de inversión”, asegura el analista Macario Schettino.

En la emisión número 75 de su podcast “Fuera de la caja”, publicado este miércoles, el también columnista de El Financiero asegura que en términos estrictos, el gobierno mexicano recaudó el año pasado menos dinero del que gastó, lo cual es un indicador relevante para concluir que el país no es capaz de cumplir con sus obligaciones financieras.

Sin embargo, “para que las cuentas en México salieran positivas en términos de superávit primario lo que hizo la Secretaría de Hacienda fue inventar ingresos”, asegura Schettino.

De acuerdo con el especialista, la SHCP “anotó” como ingresos, en las cuentas de 2019, unos 222 mil millones de pesos (mmdp), de los cuales alrededor de 130 mil millones fueron tomados de los ahorros que el país reunió, en los últimos 20 años, en lo que se conoce como Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestales.

La segunda cosa que se hizo, asegura Schettino, fue “prestarle a Pemex 97 mmdp, que anotaron como si fueran ingresos petroleros”. Desde la perspectiva del analista, “esto es todavía peor (que tomar recursos del Fondo de Estabilización). Es decir, el uso de un fideicomiso del gobierno y ponerlo como aprovechamientos, pues está feo, pero decir que un crédito de Hacienda a Pemex es un ingreso petrolero es algo inconcebible”.

Según Schettino, “eso es fraude” y si cualquier empresario hiciera algo similar en su contabilidad interna “el SAT le cae y no se la acaba”.

“Esta circunstancia es muy seria porque si las calificadoras revisan esta contabilidad, con este detalle… pues las calificadoras van decir nos están engañando” y eso puede derivar en que le retiren a México el “grado de inversión”, lo cual equivale a decir que el país no tiene capacidad de pagar sus deudas.

Por otra parte, Schettino asegura que la “rifa del avión presidencial” es un elemento que abona a la desconfianza entre los inversionistas, pues nos hace ver como un país que no es serio.

“Si usted fuera un inversionista extranjero, un gran fondo de inversiones, una empresa que viene aquí a poner capital y ve usted que la Secretaría de Hacienda está fingiendo datos y está defraudando a su público y por otro lado ve al Presidente organizando rifas de aviones, ¿cuál sería su percepción del país?”, cuestiona el analista en su podcast.