Foto: Especial
Curiosamente, las mujeres dicen ser infieles para complementar su relación, particularmente en el ámbito sexual, pues mientras el matrimonio puede cumplir su deseo de tener una vida doméstica, una aventura les proporciona satisfacción sexual

Cuando una  mujer es infiel, sus motivos no son muy diferentes de los que tiene un hombre infiel. La falta de sexo, la monotonía, la insatisfacción en la intimidad y hasta un afán por salvar su relación matrimonial, son algunos de los motivos por los que una mujer casada busca una aventura extramarital… pero su infidelidad es más criticada que la de los hombres.

Un informe de Ashley Madison, el popular sitio de citas, señala que las mexicanas son las esposas más infieles al tener un promedio de 10 relaciones fuera del matrimonio durante sus vidas de casadas, mientras otras latinoamericanas como las colombianas tienen tres y las argentinas, 5.5.

Si bien, entre las mujeres participantes en la encuesta, las mexicanas fueron las más aventureras de todas, las estadounidenses, canadienses, británicas y chilenas están en el segundo lugar con un promedio de 6.6 parejas fuera de su relación central. Las australianas, brasileñas y argentinas tienen un promedio de 5.5 y las españolas, 4.4.

¿Por qué las mujeres son infieles?

Según el sondeo de Ashley Madison, llamado The Good Wife, las mujeres se aburren tanto de una relación como los hombres, y la falta de sexo o la insatisfacción es un factor de peso. Las mujeres suelen buscar una relación extramarital como una forma de satisfacer las necesidades que su relación principal no está llenando.

De hecho, muchas mujeres infieles han encontrado una especie de equilibrio al mantener su estabilidad emocional en su matrimonio y encontrar la parte sexual en una relación fuera de él. Y aunque, contrariamente a lo que se piensa, las mujeres no suelen sentirse más culpables por ser infieles, sí se sienten más juzgadas por la sociedad.

Curiosamente, las mujeres dicen ser infieles para complementar su relación, particularmente en el ámbito sexual, pues mientras el matrimonio puede cumplir su deseo de tener una vida doméstica, una aventura les proporciona satisfacción sexual. Además, son más hábiles para ocultar el engaño.

Foto: Especial

Los números del sexo

Un 92 por ciento siente que las mujeres infieles son más juzgadas y criticadas que los hombres infieles.
Un 64 por ciento de mujeres dijeron sentirse descuidadas en el ámbito sexual por sus maridos. El mismo porcentaje aseguró no sentirse atraídas por sus cónyuges, pero un 74 por ciento manifestó amarlos todavía.
Un 47 por ciento afirmó no recibir nunca sexo oral de sus parejas a pesar de que lo brindan.
Un 44 por ciento señaló que engañan a sus maridos porque buscan sexo más interesante.
Un 43 por ciento aseguró que mantienen su matrimonio por sus hijos.
El 42 por ciento de las encuestadas señala que tienen relaciones sexuales de manera más frecuente con sus amantes que con sus cónyuges.
Un preocupante 40 por ciento señaló que sus cónyuges rara vez o nunca les hacen llegar al orgasmo.