Foto: Especial
La joven tenía 14 años cuando no le diagnosticaron la meningitis que padecía. A consecuencia de la negligencia, la mujer tuvo que sufrir la amputación de una pierna y padece trastorno de la personalidad por la depresión

España.- El Servicio Navarro de Salud deberá indemnizar con 250.000 euros a una paciente a la que se le diagnosticó por error una gripe cuando realmente tenía meningitis. A consecuencia de la negligencia, la mujer tuvo que sufrir la amputación de una pierna y padece trastorno de la personalidad por la depresión generada durante su tratamiento.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha confirmado así una condena de 250.000 euros al Servicio Navarro de Salud y a su compañía aseguradora.

Los abogados de la joven, que tenía 14 años cuando le diagnosticaron incorrectamente una gripe en vez de la meningitis que sufría, reclamaban una indemnización de 1,18 millones de euros, más 276.000 euros por gastos en prótesis.

Finalmente, el TSJN ha rechazado este cálculo de indemnización según el baremo de la Ley 35/2015, por ser posterior a la fecha en la que se denunciaron los hechos, el 20 de diciembre de 2008.

La chica, de 14 años entonces, fue atendida en el servicio de urgencias del Centro de Salud San Martín, donde se le diagnosticó un síndrome gripal. Realmente la joven acabó desarrollando una sepsis meningocócica.