El exsecretario de Salud del gobierno de Jalisco, Antonio Cruces. Foto: El Universal
El gobernador Enrique Alfaro indicó que la Contraloría aún tiene auditorías abiertas, por lo que el daño podría alcanzar los 8 mil millones de pesos

GUADALAJARA, JAL.- Al filo de la media noche del miércoles, el exsecretario de Salud del gobierno de Jalisco, Antonio Cruces, fue liberado por un juez de distrito que hizo valer el amparo presentado por el exfuncionario acusado de malversaciones por 605 millones de pesos.

Funcionarios de la anterior administración de Jalisco, encabezada por el priista Aristóteles Sandoval, habrían incurrido en un desfalco de más de 605 millones de pesos al sistema de Salud estatal, por lo que el gobierno actual presentó una denuncia ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción por presunto daño patrimonial al estado.

El gobernador Enrique Alfaro indicó que la Contraloría aún tiene auditorias abiertas, por lo que el daño podría alcanzar los 8 mil millones de pesos.

Señaló que durante el proceso de entrega recepción del sector Salud se observaron anomalías por 6 mil 157 millones de pesos, mientras que la Auditoria Superior de la Federación ha hecho observaciones que no se han solventado.