Archivo
Aseguran que la única fórmula que hará frente a la desaceleración económica es que el gobierno mexicano fomente el contenido nacional, de lo hecho en México

El libre comercio dejó de existir en la nueva relación comercial entre México y Estados Unidos y se basará en un comercio internacional administrado, aseguró José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Así que la única fórmula que hará frente a la desaceleración económica, las presiones de Estados Unidos y las fricciones con algunos grupos financieros, es que el gobierno mexicano fomente el contenido nacional, de lo hecho en México.

A pesar de que se contará con el Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), es un hecho que las presiones de Donald Trump sobre México continuarán, puesto que el presidente estadounidense instrumenta un cambio geoestratégico que tiene como objetivo recapturar parte de los procesos productivos, de innovación y financieros que salieron de su país.

Frente a la nueva coyuntura internacional, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe retomar el camino del fomento a lo “Hecho en México” y propiciar el fortalecimiento productivo del mercado interno, como la única vía de corto plazo para garantizar mayor estabilidad y un crecimiento de la economía nacional.

Entre los errores a corregir son, dijo, en el proceso de apertura económica de México que sacrificó el desarrollo de la industria nacional; la ausencia de una política industrial que acompañó a los esquemas detractores del fomento al contenido nacional y la monoglobalización, al depender de una sola economía.