La situación actual entre gobernadores y el Gobierno Federal nos demuestra que es indispensable un diálogo y otra forma de administrar al país. ESPECIAL
Afirma Alejandra Wade que la ciudadanía no cuenta con la suficiente información para decidir

La postura de los gobernadores de la Alianza Federalista —entre éstos Coahuila— es correcta, al exigir lo que les corresponde a cada entidad en el presupuesto, pero realizar una consulta pública para preguntar si la gente está o no de acuerdo de salir del Pacto Federal, debe antes evaluarse, porque la ciudadanía en general no está lo suficientemente enterada de la trascendencia, explicó Alejandra Wade Villanueva.

La directora del Consejo Cívico de las Instituciones en Coahuila dijo que es correcta “la postura por parte de los gobernadores (10 de la Alianza Federalista), porque al final y democráticamente existe la posibilidad de demostrar que no están de acuerdo con las decisiones que se están tomando a nivel federal”.

Sin embargo, realizar una consulta pública, para que la población opine si una entidad debe o no salir del Pacto Federal, antes debe analizarse bien, porque hay una gran trascendencia y también la ciudadanía no está suficientemente informada.

Lo mismo hemos dicho, explicó Alejandra Wade, con las “consultas” que ha hecho el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, que pregunta cosas en donde la población no está lo suficientemente enterada.

“Al final de cuentas no es una consulta a un sector experto en el tema, sino es una consulta general a toda la ciudadanía, y es delicado porque son funciones con una trascendencia grave, y la población en México no está preparada para tomar decisiones operativas”, dijo la directora del CIC Coahuila.

Recomendó que se busque otro mecanismo de diálogo entre el Presidente de la República y los 10 estados del país de la Alianza Federalista en contra al no ponerse de acuerdo en la distribución del Presupuesto de Egresos de la Federación 2021.

La situación actual entre gobernadores y el Gobierno Federal nos demuestra que es indispensable un diálogo y otra forma de administrar al país.

Explicó que el órgano, en todo caso, designado para realizar una consulta general y abierta a los ciudadanos sería el Instituto Electoral de Coahuila, que tiene la capacidad operativa para hacerlo, pero lo delicado sería el costo, porque montar una consulta implica un impacto económico.

La directora de CIC Coahuila insistió en que exista o no consulta, no se puede seguir permitiendo que el Presidente de México tome decisiones a la ligera sobre la distribución del Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2021.