Foto: AP
El Papa se reunió con el príncipe Sheikh Mohammed bin Zayed

ABU DABI, EAU.- El papa Francisco llegó ayer a Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos (EAU), en el primer viaje de un pontífice a la península Arábiga, a la que lleva un mensaje de paz y convivencia entre cristianos y musulmanes y en medio de los conflictos que vive la región, como la guerra en el Yemen.

El jefe de la Iglesia católica, que aterrizó en el aeropuerto de Abu Dabi poco antes de las 22:00 horas locales fue recibido por el príncipe heredero del emirato, Mohamed bin Zayed al Nahyan, por miembros del Ejecutivo emiratí, así como por representantes del Vicariato Apostólico de Arabia del Sur, con sede en EAU.

Asimismo, en el aeropuerto le esperaba el gran imán de Al Azhar, Ahmed al Tayeb, líder de la principal institución del islam suní en Oriente Medio, con quien abandonó el aeropuerto en una furgoneta en la que se les podía ver charlando.

Ambos líderes religiosos han sido invitados a Abu Dabi para participar en el Encuentro de Fraternidad Humana, que dio comienzo ayer y que terminará hoy.

“Voy a visitar el país como un hermano, para escribir una página de diálogo juntos y para recorrer caminos de paz juntos”, dijo el papa argentino Jorge Bergoglio, a través de la red social Twitter, poco antes de despegar del aeropuerto de Fiumicino, ayer a las 13.27 horas locales.