Foto: Tomada de Internet
Emprender a veces es complicado. Aquí te presentamos algunos consejos para que inicies con el pie derecho.

CIUDAD DE MÉXICO.- Invertir es el paso siguiente de la educación financiera cuando se ha conseguido un ahorro para cumplir las metas, no obstante, emprender a veces es complicado, por lo que las franquicias son una opción para obtener ganancias extras.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios financieros (Condusef), una franquicia es una forma de negocio destinado a la comercialización de bienes y servicios en el que una persona concede a otra, por un tiempo determinado, el derecho de usar una marca o nombre comercial a cambio de una cantidad de dinero.

La Condusef refirió en su revista mensual que de acuerdo con la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), en el país hay más de 85 giros de franquicias; los restaurantes y negocios de alimentos y bebidas son los más comunes.

El tema de las inversiones no es algo que deba tomarse a la ligera, ya que se trata del futuro y la estabilidad de nuestras finanzas.

Por ello, recomendó que antes de invertir se deben analizar cuatro puntos: el rendimiento, que es la ganancia que se obtiene por invertir; el riesgo, que es la posibilidad de que pueda salir algo mal a lo planteado.

Así como el plazo, tiempo durante el que se mantiene el dinero en un instrumento de inversión; y la liquidez, que es la facilidad para del dinero invertido en el momento que se requiera.

De esta forma, enlistó los pasos a seguir antes de abrir una franquicia como analizar el perfil como inversionista, es decir, no todas las personas tienen la misma tolerancia al riesgo, se debe pensar qué tan dispuesto se está a afrontar una pérdida financiera al buscar una mayor ganancia.

En ese sentido existen tres tipos de perfiles, el conservador que no quiere riesgos aunque gane menos, el moderado, que busca buenos rendimientos sin riesgo elevado y el agresivo, que busca los altos rendimientos y se enfoca en el objetivo a largo plazo.

En todo este contexto se debe además identificar el giro de la franquicia que más se prefiera, y tomar en cuenta que al ser dueño de un negocio se le dedicará la mayor parte del tiempo.

Así como investigar a la empresa elegida donde se considerar otros aspectos como antigüedad, reputación y que sus ganancias se encuentren por arriba de la inversión, además de evaluar los aspectos jurídicos, revisar el contrato legal, convenios de confidencialidad y acta constitutiva, para lo que es mejor consultar con un abogado o notario.