Archivo
En este campo hay muchas historias agradables unas, y otras no tanto, en fin, lo mejor es que se asegure

Casi todas las razas de perros se pueden entrenar para que los niños las disfruten al  máximo, pero algunos cánidos es más probable que den problemas, y requieren que usted se asegure de que puede confiarle a sus peques.

Ayer iniciamos, con 10 razas, una dupla de dos artículos en torno a este tema. En esta ocasión le diremos cuáles, según los expertos, son las otras 10 razas de perros que no deberían llevarse a casa si hay niños de por medio.

11. Afghan hound
El perro afgano es una de las razas más antiguas del mundo. Son de voluntad fuerte y necesitan un liderazgo firme en todo momento.

La mayoría de los expertos estarán de acuerdo en que los afganos pueden ser exquisitos perros para la familia, pero si carecen de una formación temprana y adecuada, pueden llegar a ser desobedientes e incluso destructivos. 

Archivo

12. Chow chow
Los Chow Chow, pueden parecer el compañero perfecto para un niño porque son mullidos y juguetones. Pero son bastante grandes y eso puede dificultar la interacción con los infantes del hogar.

Además, necesitan un liderazgo muy fuerte, que es algo que los niños no entienden.

Los Chows suelen hacerse muy unidos a un solo amo, y por lo tanto pueden llegar a ser muy celosos. En tales casos, ni siquiera permitirán que los niños se acerquen a jugar con ellos.

Archivo

13. Toy spaniel inglés 
Todo acerca del spaniel Inglés hace creer que debe ser un gran perro para los niños. De hecho, se les llama ‘spaniels de juguete’.

Además, son hermosos y su tamaño va bien con los niños. Y aquí precisamente está el peligro: los niños a menudo exageran el juego con estos perritos que se enojan muy fácilmente y puedan reaccionar con bastante violencia si son maltratados. 

Los spaniels suelen ser mascotas excelentes, pero si se les permite que lleguen a volverse dominantes pueden tener arranques agresivos. 

Archivo

14. Bulldog francés
 El bulldog francés se considera generalmente una raza muy juguetona, pero esto nunca debe ser un indicio para que los dueños les dejen el reino libre. Estos perros requieren disciplina y se necesita hacerles entender quién lleva el mando en la familia.

Esto también significa que los niños no deben ser exagerados con los perros y que nunca deben tratarlos como juguetes. 

Otra razón por la que debería elegir otra raza es de que los Bulldogs franceses pueden ser muy exigentes en términos de tiempo y afecto.

Y el problema es que el tiempo es una de las cosas que siempre falta en los hogares con niños pequeños.

Archivo

15. Greyhound 
 Debido a que estos perros se utilizaron para jugar carreras, son una raza con una energía increíble y todo esto puede llegar a ser la razón fundamental por la cual no querría tenerlos como parte de la familia.

Por otra parte, tienen propensión a atacar a los gatos y a otros animales pequeños.

Si carecen de formación adecuada, pueden llegar a ser impredecibles.

Archivo

16. Mentón japonés
 Podría parecer el perro perfecto para los niños debido a su aspecto hermoso y a su tamaño pequeño . Han sido tradicionalmente perros de compañía de la realeza, por lo que son exigentes en tiempo y atención, y si se dan cuenta de que están siendo ignorados, incluso en lo más mínimo, pueden llegar a ser muy celosos. Elegir esta raza es como agregar otro niño a la familia, y esto no suena como una gran idea.

Archivo

17. Pekinés
Los pekineses son extremadamente independientes. Debido a esto no les gusta ser tratados como juguetes, que es algo que puede suceder si hay niños de por medio.

Debido a su comportamiento feroz, los pekineses también requieren de un liderazgo fuerte que no debe vacilar en ningún momento. Si advierten debilidad, intentarán llevar el mando. Por eso suelen ser difíciles de controlar y no resultan dignos de confianza. 

Archivo

18. Shih tzu
Es una de las razas menos recomendadas para los niños. De hecho, los conocedores no recomiendan estos perros a las familias que los adquieran con ese propósito. 

La razón de esto es que los Shih Tzus son asustadisos y sobreexcitables, lo que puede llevarlos a morder a un niño.

Por ello nunca deben dejarse sin supervision frente a niños que a menudo los ven como juguetes. 

Archivo

19. Jack russell terrier
Los Jack Russell Terriers son bien conocidos como una de las razas más exigentes. Demandan mucho tiempo y atención y si no se les da pueden tornarse agresivos. 

Y no son tolerantes al juego áspero que a menudo ocurre cuando los niños están involucrados. No toleran que se les pellizque o se les pique, y esto puede llevar a que muerdan para defenderse y cuidar su espacio.

Archivo

20.  Shar-pei chino
Suele parecer el perro ideal para los niños, con sus pliegues de piel y su forma de ser aparentemente dócil. En realidad no son adecuados por una serie de razones: son difíciles de entrenar y muy enfermizos, aparte de que entre sus pliegues alojan infestaciones que nunca querría alrededor de sus hijos.