Foto: Especial
José Antonio Yépez Ortiz ´El Marro´ nació y creció como huachicolero durante la administración de Emilio Lozoya en Petróleos Mexicanos

Emilio Ricardo Lozoya Austin fue economista y político, antes de convertirse en el Director General de Pemex en el periodo 2012-2016. En su administración, entre la serie de inconsistencias que hace menos de 2 años salieron a la luz, aparece José Antonio Yépez Ortiz El Marro. Delincuente huachicolero, que robaba 14 mil barriles diarios de gasolina, en ese mismo periodo. 

La pérdida millonaria era notoria. Pero a Lozoya Austin nunca le importó. Él estaba concentrado llenándose los bolsillos, con el dinero y el petróleo de los mexicanos. 

El Gobierno de Guanajuato ha dicho que desde el 2014 se informó al Gobierno Federal sobre el crecimiento de un líder del huachicol que estaba perforando los ductos de Pemex y que estaba sacando pipas de la refinería de forma clandestina, pero ni Pemex, ni el Gobierno Federal hizo algo al respecto. El fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa, afirmó en su comparecencia en el Congreso del Estado que se dio un informe al Gobierno Federal debido a que se trata de un delito federal. 

Justo cuando José Antonio Yépez comenzó a crecer en el robo de combustible en el 2013 y 2014, Emilio Lozoya era el director de Pemex. Emilio Lozoya ahora es investigado por diversos delitos cometidos como director de Petróleos Mexicanos. 

El mismo Andrés Manuel López Obrador afirmó hace días que el robo venía desde adentro de refinería Antonio M. Amor de Salamanca, pero los altos directivos de Pemex nunca tomaron decisiones ni acciones. 

Ahora que está detenido, José Antonio Yépez Ortiz será juzgado por el robo de combustible, delincuencia organizada, tráfico de drogas y lavado de dinero, casi todos delitos federales. El Marro también ordenó la ejecución de cientos de personas todos ligados al robo de combustible y a la disputa de la plaza, ambos delitos federales. 

Emilio Lozoya Austin fue director de Pemex del 4 de diciembre de 2012 al 8 de febrero de 2016, justo en el momento en que José Antonio Yepez Ortiz comenzó a perforar los ductos de Pemex y se convirtió en el jefe del huachicol. 

La captura de El Marro podría revelar quiénes fueron los funcionarios del Gobierno Federal que le daban protección y quienes eran también los gasolineros del centro del país que le compraban el combustible. Los 14 mil litros de gasolina robada eran vendidos a gasolineras de Guanajuato y del centro de México que compraban el combustible robado a un precio inferior. 

Eso significa que habría decenas de empresarios gasolineros involucrados en la compra de gasolina robada al Cártel de Santa Rosa de Lima. 

Lozoya y Yépez están presos. A Emilio le pusieron un brazalete y lo enviaron a prisión a su mansión. A El Marro, lo custodian Agentes Especializados y lo tienen prisionero en una sencilla, pequeña y reforzada celda.

La Silla Rota

Noticias, análisis y periodismo digital independiente sobre política, esfera pública, nación y mundo.

Portal: La Silla Rota