El presidente de la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer, doctor Francisco Javier Ochoa Carrillo, participa en el Foro "Un nuevo paradigma para la atención del cáncer en México". Foto: EFE
Una de las barreras que dificulta la lucha contra esta enfermedad en México es la fragmentación del sistema de salud.

La lucha contra el cáncer necesita en México un nuevo giro estratégico con una mejor planeación, promover la atención centrada en el paciente y evitar la fragmentación del sistema de salud, según coincidieron este martes varios expertos.

Durante el Efe Fórum "Un nuevo paradigma para la atención del cáncer en México", organizado por la Agencia Efe, se destacó que en el combate contra el cáncer se necesita que las políticas públicas se "homologuen, debe haber un consenso", dijo el doctor Abelardo Meneses, director del Instituto Nacional de Cancerología (Incan).

Explicó que el cambio de gobierno en México se puede aprovechar para ayudar a encaminar las políticas públicas hacia "la prevención, diagnóstico oportuno, rehabilitación, cuidados paliativos y financiamiento que permee en todos los sectores".

El especialista señaló que uno de los retos que tiene el sistema de salud mexicano es hacer conciencia en la gente para el autocuidado, además de reenfocar los recursos que ya se tienen.

Una de las barreras que dificulta la lucha contra esta enfermedad en México es la fragmentación del sistema de salud.

Actualmente la prestación de los servicios de salud se hace a través de instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y la Secretaría de Salud.

Esto creó una fragmentación del sistema que, de acuerdo con Miryana Pérez Vela Nieto, directora de programas de la Fundación Rebecca de Alba, incide en que los pacientes tengan acceso a la salud de acuerdo a "su condición laboral y por ello los pacientes desconocen cómo tendrán acceso y cómo serán tratados".

Para ello, Luis Alonso Herrera Montalvo, director general del Instituto Nacional de Medicina Genómica, destacó la importancia de que México haya empezado con el Registro Nacional de Cáncer, ya que esto sirve para hacer un buen diseño de políticas públicas.

"No se pueden priorizar los problemas a los cuáles nos enfrentamos si no tenemos datos suficientes en nuestra población que avalen dichas decisiones", señaló.

Otro de los temas que dificultan esta batalla, dijeron los expertos, es la falta de recursos, lo cual no solo incide en el desabastecimiento de medicamentos, sino en que no se logre homologar el manejo de cáncer en el país.

Entre los retos que tiene México está la construcción de modelos de sistema de salud centrados en el paciente, además de involucrar más a las personas en el cuidado de su salud.

"Es importante garantizar que el paciente tenga mejor participación, pero los sistemas de salud deberían mejorar también la experiencia de atención", consideró el doctor Francisco Javier Ochoa Carrillo, presidente de la Asociación Mexicana de lucha contra el cáncer.

Cuando existe una atención personalizada, dijo, los pacientes suelen estar más informados, además de que adquieren una percepción de riesgo precisa y realista y están implicados en las decisiones sobre su salud.

Por su parte, Víctor Hugo Borja, director de prestaciones médicas del IMSS, aseveró que esta enfermedad debe abordarse de forma multidisciplinaria, pero también se debe mejorar en la detección y tratamiento oportuno ya que "podemos tener servicios de tercer nivel, pero los pacientes llegan tarde".

Mientras que la doctora Farian Arreguin, jefa del Servicio de Oncología Pediátrica del Centro Médico Nacional "20 de Noviembre", señaló que se deben buscar estrategias para atender todos los daños que genera este padecimiento ya que "tiene un alto impacto emocional, social, psicológico y económico".

Del mismo modo, señalaron que el acceso a los tratamientos debe ser un punto clave en el tratamiento, ya que los medicamentos innovadores muchas veces no están al alcance de los pacientes.

Además, de acuerdo con Héctor Valle Mesto, presidente ejecutivo de la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud), los procesos para que los medicamentos sean aprobados pueden durar hasta cuatro años, cuando en países desarrollados toma solo dos.

Finalmente Jorge Tanaka, director de acceso de Roche México, destacó la importancia de la iniciativa privada pues dijo "podemos hacer grandes cosas si se trabaja de manera conjunta", finalizó. 

México necesita quintuplicar cantidad de oncólogos para luchar contra cáncer

 

México necesita quintuplicar el número de médicos oncólogos para luchar contra el cáncer, ya que actualmente se dispone solo de 473 cuando se recomiendan 20 por cada millón de habitantes, aseguró el doctor Abelardo Meneses García, director general del Instituto Nacional de Cancerología (INCan).

En el Efe Fórum "Un nuevo paradigma para la atención del cáncer en México", Meneses García destacó que es prioritaria la formación de profesionales de la salud especializados en cáncer, la tercera causa de muerte en el país.

La alta tasa de mortandad por cáncer se debe en parte a que se hace un diagnóstico tardío en un país en el que cada año se diagnostican 191,000 nuevos casos.

Agregó que, por ello, se tiene que trabajar más en la detección oportuna del cáncer y destinar mayores recursos a las etapas tempranas de la enfermedad.

El cáncer de mayor incidencia, acotó, es el de mama, seguido del de próstata, colon y pulmón. Resaltó que cada año se presentan 85,000 defunciones por cáncer lo que se traduce en que del total de muertes 14 de cada 100 se deben a esta enfermedad.

La jefa del Servicio de Oncología Pediátrica del Centro Médico Nacional, Farian Arreguin, participa en el Efe Fórum “Un nuevo paradigma para la atención del cáncer en México”, organizado por la Agencia Efe y Roche, en Ciudad de México. Foto: EFE

Meneses García sentenció que "hacen falta cinco veces más de especialistas", es decir que para una población de 130 millones de habitantes se necesitan un total de 2,600 oncólogos.

También subrayó que otra de las problemáticas para atender el cáncer es la falta de cobertura, pues por ejemplo, en el cáncer de mama el alcance es de apenas el 20 % a nivel nacional.

Agregó que esto se debe a que las personas no acuden a realizarse las pruebas aunque tienen la información, lo que deriva en el tiempo de atención que pasa entre que se diagnostican y comienzan el tratamiento que es de siete meses en promedio.

En tanto, el doctor Jorge Tanaka, director de Acceso y Asuntos Corporativos de Roche México, explicó que iniciativas como el Registro Nacional de Cáncer ayudarán a tener una mejor visión de esta enfermedad desde su diagnóstico hasta la implementación de cuidados paliativos.

Por su parte, la doctora Farina Esther Arreguin González, jefe del servicio de oncología pediátrica del Centro Médico "20 de Noviembre", aseguró que el cáncer es la primera causa de muerte por enfermedad en niños.

Subrayó que esta enfermedad es curable en edad pediátrica si se detecta a tiempo y en países desarrollados tienen una supervivencia de más del 80 % mientras que en México apenas es del 50 %.

El director general del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), Luis Alonso Herrera Montalvo, participa en el Efe Fórum “Un nuevo paradigma para la atención del cáncer en México”, organizado por la Agencia Efe y Roche. Foto: EFE

En el mismo foro, organizado por la agencia Efe, el doctor Luis Alonso Herrera Montalvo, director general del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), insistió en que construir políticas públicas basadas en datos provenientes de la población del país es necesario para lograr las metas en la lucha contra el cáncer.

El especialista consideró que la mayoría de las soluciones que se toman en el sistema de salud se hace con base a datos de otras poblaciones, lo cual no ayuda a tener éxito.

Herrera Montalvo explicó que se disponen de muchas variables para aplicar el mismo tratamiento a todas las personas que padecen la enfermedad pues incluso entre los mismos mexicanos existen diversidades culturales.

Por ello, enfatizó, "si no se consideran todas las variables no se va a tener éxito, si no conocemos el entorno de las poblaciones del país será difícil porque las medidas que se tomen no tienen que ser iguales para todos".

Herrera Montalvo señaló que el Instituto Nacional de Medicina Genómica tendrá que involucrarse más en la lucha contra el cáncer pero sobre todo en la creación de programas que sirvan para la detección temprana y oportuna de la enfermedad.