Foto: Internet
Según una amiga cercana de la pareja, Ludwika está muy dolida y decepcionada al enterarse que Emiliano Salinas si sabía lo que sucedía dentro de la secta, contrario a lo que le dijo hace dos años

Tal parece que el matrimonio de Ludwika Paleta con Emiliano Salinas, pende de un hilo. Así lo confesó una amiga cercana a la pareja para la revista TVNotas, ante las acusaciones de que el hijo de Carlos Salinas de Gortari, es una pieza clave en el caso de la secta NXIVM, asociación que esclavizo a centenas de mujeres en México y el extranjero para fines sexuales.

Como recordaran, hace unos días distintos medios comenzaron a voltear hacia las redes sociales de Paleta, por lo que nos pudimos dar cuenta de que la actriz ya no había compartido ni una sola foto con su esposo, justamente desde que su nombre salió a la luz en las declaraciones de una de las víctimas.

Días después, Emiliano rompió el silencio y emitió un comunicado que compartió en su cuenta de Twitter y que la propia Ludwika colgó en su cuenta de Instagram.

 

 

Pero esto es solo una máscara para guardar las apariencias, pues según la amiga, la familia está destrozada por las nuevas acusaciones que se hicieron en contra de su esposo, puesto que mintió cuando dijo que no estaba enterado de los negocios de la secta.

 “Aunque ella comparte en las redes fotos y mensajes apoyando y besando a Emiliano, la verdad es que está deshecha y siente que su matrimonio está fracturado, porque hace dos años, cuando Emiliano fue señalado por primera vez de pertenecer a la secta sexual (NXIVM), él le juró que no sabía que se abusaba sexualmente de mujeres ni de los otros delitos de los que se le acusa”, señaló la fuente a la revista de espectáculos.

Pese al apoyo que Ludwika mostró sobre el hijo del político, la realidad es que enfureció al saber que en realidad si estaba enterado de los abusos que se cometían en contra de mujeres, reclamándole el porqué no hizo una denuncia.

 

Foto: Internet
Foto: Internet

Según información que circula, en 2002, Emiliano fundó Executive Success Program (ESP), una empresa dedicada al coaching empresarial, vinculándose a esta secta cuando su fundador, Keith Raniere, comenzó a buscar socios para expandirla”.

NXIVM se promocionaba como una organización donde se daban seminarios de ayuda para el desarrollo profesional, cuando en realidad funcionaba como una organización para cometer delitos como lavado de dinero y tráfico sexual”.

“Desde 2017 comenzaron a caer muchas personas asociadas a la secta, entre ellas su líder, Keith Raniere, y una actriz muy famosa de nombre Allison Mack, y en los juicios salió el nombre de Emiliano”, recuerda la amiga de Ludwika. “En Nueva York se está llevando el juicio y según la fiscalía, Emiliano Salinas creó una sucursal de esta organización, donde supuestamente se cometían los mismos abusos”.

 

Foto: Internet
Foto: Internet

Respecto a la situación legal de Emiliano Salinas, la fuente reveló que dado que se enteró y no denunció los delitos que se estaban cometiendo en la secta, podría ser tachado de cómplice y conspirador.

“Ludwika está desesperada porque las acusaciones son fuertes y sabe que las autoridades de EU son cosa seria, y teme que Emiliano pueda ir a la cárcel y la deje sola con sus hijos y con esa vergüenza pública”.

 

Ludwika, víctima de ataques

Según la amiga de Ludwika, la actriz está muy afectada pues recibe constantes ataques por parte de los internautas, situación que no tolera puesto que no le gusta que la gente hable de ella.

“Nadie le cree que no supiera de las actividades de su marido y le han dicho los peores insultos. La han llamado ‘enferma mental’, ‘arribista’, ‘zorra interesada’, que tiene pobreza mental, por lo que se metió”.