Especial
El oficial que atendió la llamada mencionó que por su edad y la situación el joven obtuvo legalmente el arma, así que la mujer ya no insistió más

Conforme pasan los días, más y más detalles surgen respecto a la situación que se vivió el pasado sábado 3 de agosto en un centro comercial de El Paso, Texas, en la que un joven abrió fuego contra los compradores, y que dejó a su paso 22 muertos.

El joven fue detenido e identificado como Patrick Crusius y distintos aspectos de su vida salieron a relucir, mismos que buscan llegar al móvil que lo llevara al punto de disparar contra gente inocente.

El nuevo dato lo revelaron los abogados de la familia, quienes indicaron que la madre de Patrick llamó semanas antes al Departamento de Policía de Allen, Texas, esto para alertar que su hijo había adquirido un AK47 o ‘cuerno de chivo’, sin embargo, no la escucharon.

Chris Ayres y R. Jack Ayres dijeron a CNN que la madre de Patrick se comunicó con los oficiales estadounidenses a quienes dijo su inquietud porque su hijo tuviera un arma a pesar de su corta edad, inexperiencia en el manejo de armas y nivel de madurez.

El oficial que atendió la llamada, según los abogados, mencionó que por su edad y la situación el joven obtuvo legalmente el arma, así que la mujer ya no insistió más al respecto ni informó su nombre o el del Patrick; además la policía tampoco buscó más al respecto.

El resto de la historia ya se sabe, 22 muertos a manos de un joven de 21 años, 8 de los fallecidos eran mexicanos.