Adquisición. Maestros de preescolar, primaria y secundaria, comparten, compran y venden a través de redes sociales material de apoyo. ESPECIAL
Los docentes aseguraron que la Secretaría de Educación Pública no envió cuadernillos de trabajo, en su defecto publica las actividades a través de la página de Facebook “Aprende en Casa II”

En el estado de Coahuila, así como en el resto del País algunos maestros de educación básica pública, han recurrido a la compra de material didáctico, cuadernillos, planeaciones, y actividades académicas en grupos de Facebook y WhatsApp para complementar el plan de Aprende en Casa que diseñó la Secretaría de Educación Pública a Nivel Federal.

Maestros de preescolar, primaria y secundaria, comparten, compran y venden a través de redes sociales material de apoyo que costean con sus propios recursos, para complementar la estrategia de educación a distancia que opera desde el pasado mes de abril en el país debido a la pandemia del COVID-19, por ser contenidos apegados a las necesidades de los alumnos y diseñados por otros docentes o bien, empresas particulares de pedagogía.

“Hay contenido que se sube de manera gratuita a las páginas de Facebook, otros tienen costos, pero no son muy caros ya que te los venden por ejercicios y cada uno te cuesta aproximadamente veinte pesos, ya cada maestro decide si desea invertir o no”, sostuvo una docente.

Otra maestra indicó que en una reunión virtual con los padres de familia acordó que darían una cooperación de diez pesos por semana para poder acceder a este tipo de contenido, y que los alumnos complementarán las clases virtuales con estos ejercicios, que no se encuentran en el programa Aprende en Casa.

Asimismo, los docentes aseguraron que la Secretaría de Educación Pública no envió cuadernillos de trabajo, en su defecto publica las actividades a través de la página de Facebook “Aprende en Casa II”, en donde cada docente elige cuáles son las que deberá aplicar a sus alumnos de acuerdo al grado correspondiente.

“La Secretaría de Educación no envió cuadernillos de trabajo, porque en realidad nos envió los contenidos y los libros de texto con los que a partir de esos los educandos pueden avanzar en el ciclo escolar”, concluyó.