Foto: Especial
Es el primer libro que hago que sea para adultos y tan extenso, porque al final son 150 páginas escritas e ilustradas; nunca me había enfrentado a un reto tan grande”.
María Hesse

Por: Mario Palomera Torres

Antes de su llegada a México, muchos ya queríamos tener este libro: "Frida Kahlo. Una biografía". Contada en primera persona de forma casi mimética, con una voz que resuena como un manifiesto cuyo tono evoca la famosa frase de Frida: “me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco”, el impresionante talento de la ilustradora María Hesse (Huelva, 1982) aporta una obra alegre y luminosa a la abundante bibliografía y productos, a veces nauseabundos, sobre la pintora mexicana más representativa de la historia. El tren turístico de la Kahlo es muy concurrido, nada barato y muchas veces no te dejan usar ni lentes ni sombrero; pero en esta obra, perfecta en muchos sentidos, incluso en lo económico (en España se publicó la edición de pasta dura y para México una versión en rústica que no demerita a la original), la autora sevillana, que ha trabajado en la realización de distintos libros de texto y ha expuesto en diversas galerías, demuestra su capacidad para enfrentar con pasión un reto de intérprete, donde nos invita a leer la vida de Frida Kahlo de forma más emotiva: “Como ella en sus cuadros habla de sus sensaciones, de sus emociones, de sus sentimientos, me hacía contar la historia desde sus sentimientos o desde lo que a mí me parecía que ella pudiera estar sintiendo en ese momento de su vida”.


Frida Kahlo. Una biografía
Escrito e ilustrado por: 
María Hesse

Lumen, 
México, 2017; 
160 pp.