Aumentan su entrada de recursos en 5%… y la nómina en un 8%. ESPECIAL
Gran mayoría de lo que reciben se destina a nómina y gasto corriente. Solo cinco de ellos invirtieron en obras, aunque sólo 3% de ingresos

La mayoría de los 21 sistemas operadores de agua potable y saneamiento de Coahuila, es ineficiente, incluso estos organismos no han logrado el equilibrio financiero, y lejos de ser autosuficientes, algunos casos son un lastre para los municipios, no les quedan recursos para invertir en obras y la mayoría de sus ingresos se va en sueldos y operaciones.

En cifras hasta junio de 2020, de 21 sistemas únicamente 5 habrían hecho inversiones de obra, por apenas 34.8 millones de pesos, que representó tan sólo el 3 por ciento de la recaudación total de enero a junio de 2020: es decir, mil 253 millones de pesos.

Aunque el promedio de gasto de nómina es del 36 por ciento de los ingresos que se recaudan por la distribución de agua potable y cobro de saneamiento, hay sistemas operadores como Monclova-Frontera, que rebasa el 56 por ciento de su ingreso, Madero con el 53 por ciento y San Pedro, San Buenaventura, además de Piedras Negras con el 50 por ciento de su ingreso destinado al pago de burocracia.

Con la poca inversión, el alto costo de su nómina y su excesivo gasto de operación, la mayoría de los sistemas se convierten en una dependencia que no rinde frutos a los municipios, ni siquiera para tener remanentes con los cuales puedan hacer sus propias obras y ofrecer un mejor servicio.

En general, hasta mitad de año, el diagnóstico de la Auditoría Superior del Estado (ASEC) es que los 21 sistemas gastaron 4.6 por ciento más, es decir, 51.8 millones de pesos, en el segundo trimestre de 2020, comparado con el mismo período de 2019.

En promedio, señala la ASEC, el 94 por ciento de los egresos de los sistemas de agua se destinó al gasto corriente; los sistemas también tuvieron un incremento en sus ingresos del 5.2 por ciento en comparación 2019 y 2020.

“De los 21 Simas, ocho presentaron superávit, mientras que los 13 restantes presentaron déficit. El mayor superávit fue de Aguas de Saltillo con 123.2 millones de pesos y el mayor déficit lo obtuvo el Simas de Torreón con -36 millones de pesos”, señala la evaluación de la Auditoría.

También comparativamente 2019 con 2020, en promedio los 21 Simas aumentaron 33.1 millones de pesos en nómina, equivalente al 8%, siendo los más altos Parras y el intermunicipal de Monclova y Frontera.

Los Simas que menos dinero destinan al pago de burocracia y servicios administrativos fueron Cuatro Ciénegas, así como el intermunicipal de Múzquiz, San Juan de Sabinas y Sabinas.

Édgar González

Periodista con 25 años de trayectoria en las secciones de deportiva, comunidad y política. Especialista en temas electorales, de rendición de cuentas, corrupción, transparencia y política. Abogado con Maestría en Mediación.