Schumacher es de los pilotos más ganadores en la historia de la Fórmula Uno. / AP
Fue un diciembre de 2013 cuando cayó mientras esquiaba y desde entonces el estado de salud de uno de los más grandes automovilistas es un misterio para sus seguidores

Los pilotos de Fórmula Uno afinan detalles para comenzar el circuito mundial en el Gran Premio de Australia, que se llevará a cabo el próximo fin de semana, mientras que la leyenda al volante Michael Schumacher continúa una pelea muy diferente muy lejos de ahí.

Hace más de cuatro años el siete veces campeón de Fórmula Uno sufrió una lesión cerebral casi fatal en un accidente de esquí, aún continúa aferrándose a la vida mientras es atendido en su casa en la tranquila ciudad suiza de Gland, a orillas del lago Lemán. El espeso bosque que rodea su casa, además de las altas paredes a su alrededor proporciona refugio en contra de los fanáticos y la intrusión de los medios de comunicación.

Mientras que su familia protege ferozmente su privacidad, la reputación de Schumacher aún se impone entre la comunidad de la Fórmula Uno, y los fanáticos de todas las edades continúan adorándole.

"Lo que se puede decir es que la familia realmente aprecia la empatía de los fanáticos", dijo la gerente de medios Schumacher, Sabine Kehm. "La gente realmente ve y entiende (su situación de salud) no debe compartirse a la vista del público".

La condición actual de la salud del alemán de 49 años sigue siendo muy vigilada. Kehm no quiso hacer ningún comentario al respecto.

El 18 de marzo de 2012, exactamente hace seis años, Schumacher comenzó la última temporada de su carrera en la Fórmula Uno, precisamente en el Gran Premio de Australia en Melbourne. Obtuvo el último de sus 155 podios ese año en el GP de Europa en Valencia el 24 de junio de 2012, antes de retirarse definitivamente a la edad de 43 años.

Vettel relevó a Schumacher como la nueva generación en el automovilismo de alemania. / Cortesía

En su última carrera, Schumacher terminó séptimo detrás de Sebastian Vettel. Se sentía como un cambio generacional en el automovilismo alemán, con Vettel creciendo con carteles de su compatriota en su pared.

Un poco más de un año después, Schumacher estaba luchando por su vida.

LAMENTABLE ACCIDENTE

Mientras esquiaba con su hijo adolescente Mick, en los Alpes franceses en Meribel, Schumacher perdió el equilibrio y cayó un 29 de diciembre de 2013.

Golpeó el lado derecho de su cabeza contra una roca, abriendo dramáticamente su casco. Los médicos trabajaron frenéticamente para eliminar los coágulos de sangre que le detectaron en su cerebro, pero algunos se quedaron porque estaban incrustados muy en el interior del cerebro. La condición de Schumacher se estabilizó después de que fue colocado en un coma inducido con drogas, del cual despertó más tarde.

La casa de Michael Schumacher es un minicastillo a prueba de medios de comunicación y aficionados. / Cortesía

Después de su accidente, las actualizaciones pasaron de escasas a inexistentes, ya que quienes lo rodeaban buscaban proteger su privacidad. Comprensiblemente, en medio de temores de que se vendieran expedientes médicos robados, y especulaciones sin fuentes que indicaban que Schumacher había comenzado a caminar lentamente otra vez. El costo del tratamiento por semana es de unos 165 mil dólares (más de 3 millones de pesos) y las cifras reportadas estimaron su tratamiento en más de 28 millones de dólares (casi 600 millones de pesos) y la cuenta sigue sumando.

La familia exasperada dejó de comunicarse por completo, además de que comenzaron a vender algunas propiedades como la cabaña que poseían en Noruega.  El terreno era de 645 metros cuadrados y disponía de spa, gimnasio, garaje para siete coches y acceso directo a pistas de esquí. La misma fue vendida en 2015 a casi 3 millones de dólares (56 millones de pesos). Otro de los objetos preciados que ya no pertenecen más al clan Schumahcer es el Rolls-Royce Phantom coupé que la familia utilizaba para viajar. Un volante recubierto en piel, acabados de madera, equipo miltimedia de última generación y un sistema de llave inteligente, son algunos de los cientos de detalles que hicieron que su valor sea de 380 mil dólares (más de 7 millones de pesos). 

El Roll-Royce Phantom de los Schumacher fue vendido para poder costear el tratamiento médico del piloto. / Cortesía

"La salud de Michael no es un problema público, por lo que seguiremos sin hacer ningún comentario al respecto", dijo Kehm. "Legalmente visto y en el largo plazo, cada declaración relacionada con su salud disminuiría el alcance de su esfera íntima".

Esa declaración fue hecha hace 16 meses.

Muy emotivo fue el homenaje que le hicieron hace unos días al legendario piloto alemán. / AP

NUNCA SERÁ OLVIDADO

En una pista de Fórmula Uno cerca de Barcelona, una bandera roja ondeó sobre una tribuna frente al garaje de Ferrari apenas este mes.

Se escribieron dos palabras, “Michael Forever”, en un testimonio permanente de sus cinco títulos con Ferrari.

Schumacher abandonó la F1 en 2006 después de terminar segundo detrás de Fernando Alonso por solo 13 puntos en una apuesta por un octavo título. Cuando anunció su regreso para 2010, cambió el llamativo rojo de Ferrari por la reluciente plata de Mercedes.

El récord de Schumacher de siete títulos en total (ganó dos con la escudería Benetton) y 91 victorias lo convirtió en un coloso en la historia de la Fórmula Uno.

"Él era el punto de referencia de aproximación física, de enfoque mental", dijo el piloto polaco Robert Kubica, de 33 años de edad, que creció viendo a Schumacher y pudo conseguir 12 podios F1 en 2006-10, gracias a esa inspiración.

Schumacher es considerado el mejor piloto de Fórmula Uno, junto con el brasileño Ayrton Senna. / AP

FUROR POR FERRARI

En medio del frenesí del éxito de Ferrari en el cambio de la década, la F1 incluso amenazó con darle al futbol un desafío para la pole position en los corazones de los fanáticos del deporte italiano.

En 2000, Schumacher entregó a Ferrari su primer título mundial desde Jody Scheckter en 1979.

"Recuerdo que la audiencia más alta en Italia en la televisión era de 12 millones. Era muy popular en toda Italia", dijo el veterano periodista deportivo italiano Stefano Mancini. Mancini, quien ha cubierto la F1 desde el 2000 con el periódico La Stampa con sede en Turín, dijo que "el ambiente era increíble. El Calcio (liga profesional de futbol) siempre es primero, pero en ese entonces también se hablaba fuere de la Fórmula Uno".

Incluso entonces, el acceso a Schumacher no fue fácil. Mancini recuerda a Schumacher como alguien que "quería proteger su privacidad" y lo describió como "tímido y muy reservado".

Las carreras de Michael Schumacher son memorables. / AP

Hasta que llegó el momento del tomar el micrófono y mostrar sus dotes como cantante en el karaoke.

Durante la euforia que se vivía por Schumacher, un puñado de periodistas italianos de la F1 se unieron a él en un viaje de esquí, para comenzar una pretemporada en Madonna Di Campiglio en los Dolomitas italianos. Todos se alojaron en el cavernoso Golf Hotel.

"Había un bar en el hotel con un karaoke ", dijo Mancini, de 55 años.

Schumacher tomó el micrófono y eligió una canción ideal para el ídolo del automovilismo.

"'My Way', de Frank Sinatra", dijo Mancini. "Cantó muy bien".

Dentro de la pretemporada de Schumacher se contemplaba practicar ski. / Cotesía

HAMILTON LE HACE UN HOMENAJE

En las pruebas de pretemporada de la Fórmula Uno en Montmeló, cerca de Barcelona, ​​ningún piloto estaba demasiado ocupado como para hablar de Schumacher, en medio de un claro respeto por el piloto ampliamente considerado el mejor de todos los tiempos, empatado con otra leyenda del automovilismo, Ayrton Senna.

Al igual que Schumacher en su juventud, Lewis Hamilton se destacó en el karting mientras crecía.

Aunque Schumacher era por entonces una estrella de la Fórmula Uno, la tentación de retroceder en el tiempo hizo que el piloto alemán compitiera en una carrera de karting. Hamilton estaba allí, todavía era un adolescente.

"Fue en 2001, y se corrió la voz de que Michael venía a competir ... y corrió en nuestra clase", recordó Hamilton. "Solo recuerdo haber estado en la pista con él y pensé 'Eso estuvo increíble".

Hamilton se inspiró en la vida de Shcumacher como piloto y ahora ya lo está llevando a cabom, siendo el piloto más reconocido actualmente en la Fórmula uno. / Cortesía

Cinco años más tarde, Hamilton irrumpía en la escena del mejor circuito del automovilismo mundial cuando Schumacher corría en su última temporada.

"Creo que estaba probando, creo que fue en 2006. Lo vi delante de mí y pensé: 'Dios mío, estoy en la Fórmula Uno y ahí está Michael Schumacher'", dijo Hamilton. "Me dejó atrás porque no pude mantener el ritmo con él en ese momento. Fue un momento surrealista".

Cuando Schumacher, de 41 años, salió de su retiro, Hamilton compitió contra él en 2010.

"El clima no era bueno. Estaba mojado. Recuerdo haber entrado con los mecánicos, después mi auto estaba aparcado detrás de él", dijo Hamilton. "Realmente me habló en el mismo nivel y fue simplemente increíble conocer a una leyenda".

Hamilton es ahora el piloto a seguir en la Fórmula Uno. Reemplazó a Schumacher en Mercedes en 2013, ganando tres títulos de F1 para agregar a su primero con McLaren en 2008. La temporada pasada, el piloto británico de 33 años batió el récord de Schumacher de 68 pole positions. Tomó el número 69 en el GP de Italia en Monza: el hogar de Ferrari.

"Creo que estaba probando, creo que fue en 2006. Lo vi delante de mí y pensé: 'Dios mío, estoy en la Fórmula Uno y ahí está Michael Schumacher. Me dejó atrás porque no pude mantener el ritmo con él en ese momento. Fue un momento surrealista".
Lewis Hamilton, piloto de la escudería Mercedes

INSPIRAR UNA NUEVA GENERACIÓN

Hace dos años, Ferrari contrató a Charles Leclerc, de 20 años, para integrarlo a su prestigiosa academia de conductores.

Tan pronto como puso el pie en las instalaciones, el francés, que hace su debut en la F1 este domingo con el equipo Sauber, sintió la "enorme" influencia de Schumacher a su alrededor.

"Nos presionan tanto como es posible, así que tenemos la misma voluntad de aprender. Él nunca se dio por vencido. Nunca lo conocí personalmente, pero mucha gente en la academia lo ha dicho", dijo Leclerc en pruebas de temporada. "Después de cuatro títulos mundiales, bastantes pilotos se habrían relajado un poco, pero todos me dijeron que siguió trabajando igual, como si fuera el primero. Creo que es una gran fortaleza, me inspira mucho y trato de reproducirlo".

Cuando era joven, Leclerc estaba hipnotizado viendo a Schumacher en televisión.

Max Verstappen conoció a Schumacher cuando era niño, desde entonces es su modelo a seguir. / Cortesía

"Verlo a él me dio aún más ganas de tener éxito y tal vez un día tenga el mismo éxito", dijo Leclerc, quien ganó el campeonato Fórmula 2 en 2017 con cierto estilo. "Estoy muy, muy lejos, pero te hace soñar".

Max Verstappen, la estrella en ascenso, tiene la misma edad que Leclerc pero ya ganó tres carreras.

El estilo de conducción audaz del conductor de Red Bull ha hecho comparaciones tempranas con Schumacher.

 

Su padre, Jos Verstappen, fue compañero de equipo de Schumacher cuando ganó su primer título con Benetton en 1994. Se hicieron amigos, de vacaciones junto con el joven Max y el joven Mick.

Mick Schumacher compitió en el campeonato europeo F3 el año pasado, asegurando un podio.

Al igual que Verstappen antes que él, espera seguir a su padre a la Fórmula 1.

SCHUMACHER SEGUIRÁ PRESENTE

La familia de Schumacher aprecia el apoyo incondicional de los fanáticos.

A partir del 16 de junio, la Colección Privada Michael Schumacher, que incluye autos, cascos desgastados por el usos y otros recuerdos de sus días dentro de la  Fórmula Uno, se exhibirá en un antiguo aeropuerto en la ciudad alemana de Colonia.

"Es para retribuir a los fanáticos", dijo Kehm. "Para celebrar a Michael, el piloto de carreras".

Los medios de comunicación y aficionados siguen al pendiente del estado de salud del piloto alemán. / Cortesía